Los compradores se rinden a la fiebre de las hipotecas a plazo fijo

Los bancos utilizan la seguridad como reclamo para atraer a los clientes hacia ofertas más rentables. Si hace solo tres años el peso de los préstamos para la adquisición de vivienda de tipo variable se acercaba al 90 %, hoy esa proporción ha descendido hasta un llamativo 58 %


Redacción / La Voz

Laura y Nicolás han puesto el broche esta semana a su particular peregrinaje por las entidades bancarias en busca de la mejor oferta para la hipoteca de su piso a 25-30 años. Después de estudiar el mercado, negociar y hacer cuentas, esta joven pareja afincada en A Coruña se decanta por el plazo fijo, como vienen haciendo el 42 % de los españoles que firmaron una hipoteca en los últimos meses. Ese porcentaje no ha dejado de crecer desde hace cuatro años. Se ha convertido en una auténtica fiebre. «Si conseguimos una que ronde el 2 %, con bonificación de seguro de hogar y nómina, sería una hipoteca tranquila, un chollo», aseguran.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Los compradores se rinden a la fiebre de las hipotecas a plazo fijo