Nuevas recetas contra el cáncer de colon

Rubén Nóvoa Pérez
Rubén Nóvoa OURENSE / LA VOZ

MERCADOS

Origo Biopharma, con sede en el Parque Tecnolóxico de Galicia, está centrada en el descubrimiento y desarrollo temprano de medicamentos con una alta necesidad médica no cubierta. Los esfuerzos investigadores se focalizan en evitar los efectos secundarios

07 jul 2020 . Actualizado a las 22:54 h.

Avanzar en la consecución de innovadores productos terapéuticos para combatir el cáncer de colon. Ese es el motor que pone en marcha cada día todo el engranaje que hay detrás de la empresa Origo Biopharma, que tiene su sede en el Parque Tecnolóxico de Galicia, en la provincia de Ourense. La firma acaba de ganar músculo financiero con una ampliación de capital, que además ha llegado acompañada de un refuerzo en su dirección con el reto de continuar en la senda de una innovadora plataforma de fármacos contra el cáncer de colon y la fibrosis asociada. En este movimiento de fichas, Origo Biopharma incorpora como director general de la compañía (CEO) a Ramon Bosser, doctor en Biología Celular y titulado del programa de Alta Dirección de Empresa del IESE. En sus espaldas cuenta con una dilatada trayectoria de más de veinte años en la dirección de proyectos de I+D y de empresa del ámbito del descubrimiento y desarrollo de nuevos fármacos en entornos farma y biotech -Roche, Almirall o Spherium-. 

¿Cuál será el valor añadido de este proyecto farmacéutico? Ramon Bosser lo tiene claro: «Desarrollamos inhibidores de TGF-Beta, una diana que tiene un papel muy importante en el campo de la inmunooncología y la fibrosis, con la peculiaridad de que tienen un efecto local, es decir, que tendrán efectos solo en el punto en el que queremos que actúen, evitando así efectos secundarios en el resto del organismo». La inmunooncoogía consiste en crear una respuesta inmunitaria eficaz contra un determinado tipo de tumor y que ayude a generar beneficios clínicos a quien padece ese cáncer.

Las investigaciones del primer producto de la compañía van encaminadas a enfermedades que se localizan en el tracto gastrointestinal, como el cáncer de colon y recto y la fibrosis asociada a la enfermedad de Crohn. «Es un trabajo muy novedoso. Hasta donde nosotros sabemos, no hay nadie en el mundo que esté usando esta aproximación con esta diana», comenta el director general de la compañía ourensana.