Zuckerberg amenaza a los bancos centrales con Libra, su propia divisa

El creador de Facebook lanzará una criptomoneda que topa con el rechazo mayoritario de los reguladores internacionales. El Banco Central Europeo apoya la creación de su propio producto


Redacción / La Voz

Imagínese tener un parque de atracciones y que, con las instalaciones llenas, decide que todas las compras deben efectuarse con una moneda propia. Ahora trasládelo al universo de las redes sociales, donde Mark Zuckerberg plantea ir más allá. En Facebook hay algo más de 2.400 millones de usuarios y, en WhatsApp, otros 1.600 millones. El creador de la red social más popular impulsa Libra, una criptomoneda no solo planteada para ser utilizada entre los consumidores de Facebook, sino en todo el planeta. La idea, sin embargo, encuentra el rechazo de los grandes bancos mundiales por su papel en la estabilidad financiera global.

 ¿Qué es libra?

En su página web se presenta como «una moneda sencilla y global» y una infraestructura financiera para «empoderar a miles de millones de personas». La compañía sostiene que el dinero podrá enviarse en línea de forma más rápida y económica, mejorando el acceso a divisas a gente sin cuentas bancarias o con un acceso limitado a la banca.

¿Quién está detrás de esta criptomoneda?

Facebook se desmarca como único responsable, ya que para la gestión de esta criptomoneda se ha creado la Asociación Libra y de Blockchain de Libra. Este organismo es un consorcio de empresas y organizaciones sin ánimo de lucro de todo el mundo con sede en Ginebra. Cuenta con 28 miembros fundadores, entre los que destacan PayPal, Mastercard, Booking, Uber, Spotify o Vodafone. También hay compañías de capital riesgo o de blockchain. De todas formas, se espera que Facebook «mantenga un rol de liderazgo» durante este año.

 

La red social creó, a su vez, Calibra, una subsidiaria para garantizar la separación entre los datos financieros y sociales, así como para «crear y operar servicios en la red de Libra en su nombre». El primer producto de la división será la Calibra Wallet, una billetera digital para que los clientes puedan almacenar la criptomoneda y enviarla a sus contactos. Esta herramienta será independiente, aunque se conectará a WhatsApp y Facebook. El resto de compañías también podrán adoptarla.

¿Quién puede formar parte de la asociación?

La asociación espera contar con 100 miembros para su lanzamiento, previsto para el 2020. Según el Wall Street Journal, Visa, Mastercard, PayPal y Uber aportaron al consorcio diez millones de dólares cada una. El país elegido para establecer esta asociación es Suiza por, en palabras de los responsables, su «neutralidad y apertura global a la tecnología de blockchain», la base de cualquier criptomoneda. Se trata, de forma resumida, de una cadena de bloques habitualmente interconectada entre sí que elimina a los intermediarios y donde varios usuarios -o nodos- se encargan de verificar todas las transacciones. ¿Quiénes son esos nodos? En este caso, los miembros de la asociación son los responsables de proteger la red y validar las transacciones en blockchain. Para formar parte de este consorcio, las empresas deben reunir requisitos como superar los 500 millones en ingresos de clientes.

 ¿Cómo conseguirá ser estable?

Se creará una Reserva de Libra, administrada por la asociación, la única parte habilitada para «acuñar y destruir» la criptomoneda. El dinero de la reserva proviene de dos fuentes que hacen aportes: los miembros y los usuarios de Libra. Los impulsores de la divisa explican que la reserva crecerá a medida que la demanda de Libra aumente. Además, la reserva se invertirá en activos de bajo riesgo que «devengarán intereses con el tiempo». Para mantener su equilibrio, Facebook dice que se sostendrá en activos reales de baja volatilidad -lo que diferenciaría a Libra del resto de criptomonedas- y que incluirán depósitos bancarios y títulos gubernamentales en monedas de bancos centrales «estables y de buena reputación». Y ahí es donde los reguladores internacionales fruncen el ceño por los riesgos que implica.

 ¿Qué dicen los bancos centrales?

El Banco Central Europeo alerta de que Libra podría afectar «seriamente» a la economía de la Unión. Los responsables de 26 bancos centrales, incluida la Reserva Federal de Estados Unidos, se reunirán este lunes 23 con los responsables de la criptomoneda para discutir los problemas que observan en la estabilidad de Libra. «En las actuales circunstancias, rechazamos su desarrollo en la UE», reconoció esta semana Bruno Le Maire, ministro de Finanzas francés. La Comisión Europea también investiga el proyecto por posibles prácticas anticompetitivas.

El Banco de España demandó el pasado miércoles «desplegar medidas de contención» internacionales para la entrada de Libra y otras bigtech en el sector financiero. La subgobernadora, Margarita Delgado, alertó sobre potenciales riesgos de Libra, como el blanqueo de capitales o la desprotección de los datos y el dinero de los consumidores. Varios organismos como el Banco Central Europeo estarían dispuestos a crear su propia divisa digital para combatir proyectos como este. Y es que, además, está la reputación de Facebook tras los escándalos sobre seguridad que protagonizó en los últimos tiempos. «De todas las compañías del mundo, ¿por qué iba a ser Facebook la que haga esto?», preguntó un senador demócrata en Estados Unidos durante la comisión sobre Libra en el Congreso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Zuckerberg amenaza a los bancos centrales con Libra, su propia divisa