«Galicia invierte en Portugal atraída por su régimen fiscal»

Desembarcó en Madrid con una formación en asesoría fiscal que le abrió las puertas de las finanzas y contactos con grandes compañías y fortunas interesadas en sacar rendimiento a sus obligaciones tributarias dentro de los márgenes de la ley. Trabajó con Miquel Roca y con Cristóbal Montoro, y ahora presta apoyo a inversores interesados en las ventajas fiscales que ofrecen Malta o Madeira


Redacción / La Voz

Miriam Fernández-Pedrera nació en Vigo en el año 1981, se crio y estudió en la ciudad, pero tras finalizar la carrera de Derecho Económico Empresarial, se fue a Madrid a hacer un máster en Tributación y Asesoría Fiscal. Y se quedó. Al menos profesionalmente, porque personal y familiarmente sigue ligada a su tierra, en la que estuvo hasta hace unos días de vacaciones. Y no solo de vacaciones, ya que aprovechó su estancia en Vigo para mantener algunas reuniones de trabajo. ¿Con quién? «Con empresarios que quieren invertir en Portugal. Galicia invierte en Portugal atraída por su régimen fiscal». Porque Miriam Fernández-Pedrera es, además de empresaria, directora para España y Latinoamérica de Newco, una compañía portuguesa que busca inversiones en Madeira y en Malta aprovechando las ventajas fiscales que rigen en dichas islas.

-¿Por qué Newco se fijó en usted? ¿Tenía experiencia previa?

-Sí, nada más acabar el máster hice prácticas en la oficina de Madrid de un bufete de Bilbao y después estuve trabajando una temporada en Mazars; de ahí me fui al despacho de Miquel Roca y después estuve cuatro años trabajando con la firma de Cristóbal Montoro. Fue una experiencia muy buena porque el que era mi jefe directo, con el cual sigo manteniendo una excelente relación, había sido durante muchos años el director general de la Agencia Tributaria.

-¿Cómo es el exministro de Hacienda en persona?

-Es muy inteligente pero, curiosamente, es también simpático. Su política fiscal fue muy agresiva y no ayuda a la inversión de extranjeros en España, y que se te vaya una parte importante de tu sueldo a Hacienda hace bastante daño. Fuera de eso, fue una época muy interesante en la que hice muchos contactos, también muchos gallegos, porque estaba allí media Galicia. El hecho de que hubiese un presidente gallego favoreció que muchas oportunidades buenas fueran para gallegos.

-¿Qué hacía cuando la llamaron de Newco?

-Mi aterrizaje profesional más sólido fue en la Comunidad de Madrid. En España había mucha inversión por parte de las empresas en I+D+i pero se desconocía que el mayor incentivo fiscal para sociedades estaba precisamente ahí, donde se podía deducir hasta el 50 %. Fuimos un servicio diseñado dentro de la Consejería de Economía, incluido dentro de la cuota de los socios de diferentes clústeres, y nosotros asesorábamos de manera gratuita a estos clientes que querían saber cómo optimizar su factura fiscal.

-Pero usted ahora tiene su propia firma. ¿Cuándo se instaló por su cuenta?

-En el 2012 me atreví a hacer lo que deseaba desde siempre, que es ser mi propia jefa. Creé MFP Abogados y Asesores Fiscales, y fue en el 2014 cuando a través de un cliente contactó conmigo Newco. Buscaban a alguien autónomo y yo cumplía el perfil. Ahora soy la directora de la firma para Latinoamérica y España y le doy soporte desde mi despacho. Me cayó un regalo del cielo.

-¿Qué es Newco?

-Newco lleva 30 años en el mercado. Es una empresa familiar fundada por Paulo Gouveia e Silva. Al ser Madeira y las Islas Canarias territorios ultraperiféricos y necesitados de incentivos para atraer inversión extranjera, la UE creó dos regímenes especiales; en el caso de Madeira, con una fiscalidad muy baja para sociedades condicionada al cumplimiento de una determinada inversión en empleo y desarrollo de la isla. Paulo, que fue fundador de uno de los despachos de abogados más prestigiosos de Portugal, creó una línea aparte para dar este tipo de soportes, ayudando y dando servicio a inversores extranjeros para que constituyesen compañías en Madeira.

«Si España flexibilizara su legislación podría atraer grandes fortunas»

La representante en España de Newco lamenta que Canarias no haya aprovechado esas ventajas fiscales como sí hizo Madeira apoyada por el propio Estado luso.

-¿Y Malta?

-En el año 2013, Newco empezó a trabajar en Malta, otro destino atractivo para la inversión fiscal. No es un régimen fiscal preferencial aprobado y blindado por la Comisión Europea sino que ha creado, para ser muy competitiva, un régimen fiscal muy curioso, y es que el tipo para sociedades es el 35 %, que no resulta en absoluto atractivo, pero si se hacen operaciones fuera de Malta, 14 días más tarde la Hacienda maltesa devuelve el 30 % a esa sociedad, basándose en que esa empresa va a tener que tributar también en el otro país en el que opera.

-Suena a paraíso fiscal...

-No lo son, porque han salido de la lista de los paraísos fiscales de España hace años. Una jurisdicción deja de ser paraíso fiscal en el momento en el que firma un convenio de doble imposición y, por lo tanto, un intercambio de doble información entre esos Estados.

-¿Esa curiosa fiscalidad de Malta está respaldada por la UE?

-Sí, porque el tipo real de fiscalidad de cara a la galería es el 35 %, y porque la devolución de impuestos está totalmente garantizada por ley, y además, Malta ha implementado toda la normativa de intercambio de información automática y de transparencia fiscal internacional.

-¿No resulta un poco contradictorio que la UE ampare en su territorio operaciones que fuera puede considerar propias de paraísos fiscales?

-Sí, lo es, como ocurre en Gibraltar, pero Malta salió del listado de paraísos fiscales en el 2014 y desde entonces no ha hecho otra cosa más que posicionarse muy bien en la UE.

-Cuando hablaba de Montoro se mostró crítica con el régimen fiscal español. ¿Por qué?

-Totalmente crítica. Tengo clarísimo que si España flexibilizara su régimen fiscal para impatriados atraería grandes fortunas.

-¿Tiene clientes gallegos?

-Sí, en Galicia tengo varios clientes interesados por la residencia fiscal no habitual en Portugal, clientes dispuestos a tener una residencia, por ejemplo, en Valença y tributar allí. Y todo de una manera totalmente legal.

Una cosmopolita en el paraíso

Coger en Madrid un avión que la deje en 45 minutos en Galicia facilita que Miriam Fernández-Pedrera regrese a su tierra a menudo. Y lo hace porque le gusta y porque en Vigo siguen estando sus raíces, sus amigos y su familia. «Soy muy amante de mi tierra y Galicia me parece un lujazo», asegura. Y, sin embargo, se reconoce cosmopolita, lo que no impide que, cuando viaja, busque parajes y playas paradisíacas. La última, la encontró hace poco cuando, en sus vacaciones de verano, descubrió la isla de Ons. Para todo lo demás, Miriam cumple el perfil urbanita: «Me gusta Madrid y me gusta el mundo de los negocios, es algo que engancha», admite. También le apasiona viajar. «Suelo aprovechar los viajes a Latinoamérica para conocer el país, y me encanta ir con mis amigos o con mi pareja a sitios en los que pueda descubrir su gastronomía». En su tiempo libre, lo mismo disfruta de una buena película que de una obra de teatro o del placer de un buen libro. Y por supuesto, la moda. «Me chifla».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Galicia invierte en Portugal atraída por su régimen fiscal»