La economía circular recluta a la mitad de las empresas gallegas

Javier García Ortigueira

MERCADOS

La clave de este sistema se halla en el aprovechamiento de los recursos. Las empresas de la comunidad encuentran en la economía circular la solución a sus problemas mediambientales

18 ago 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia sigue los pasos de Europa y allana el terreno para la economía circular. Tres de cada cuatro empresas de la comunidad ven en este sistema la solución a sus problemas medioambientales, y más de la mitad de ellas están dispuestas a implementarlo en sus actividades. La economía circular se basa en el aprovechamiento de recursos y la reducción de los residuos para eliminar los efectos medioambientales de los procesos de producción de las empresas.

Cerca de la totalidad del tejido empresarial gallego asegura que el cambio climático afecta a Galicia, según una encuesta realizada por la agencia Aporta Comunicación, un contundente 94 % comparte esta opinión. Pero aún hay más consenso cuando se trata de la conciencia ambiental de la sociedad, el 97,3 % considera que no es suficiente y que es necesario desarrollarla más. Ante esta situación, algunas empresas reclaman un endurecimiento de la normativa legal, mientras que otras apuestan por impulsar campañas informativas de sensibilización, utilizar energías renovables o promover ventajas fiscales para aquellas entidades que adopten buenas prácticas.

Pero hay una solución que engloba todas estas iniciativas: la economía circular. Aunque el término surgió en los años 80 en Europa como respuesta a modelos caducos que provocan un alto impacto ambiental, ha sido recientemente cuando se ha empezado a hablar de este sistema, antes conocido como la regla de las tres R (reducir, reutilizar y reciclar). La Unión Europea ya trabaja en estudios para expandir este modelo económico, y Galicia también está allanando el terreno para su implantación. El 74,5 % de las entidades consultadas encuentran en este modelo una forma de resolver sus problemas medioambientales, y de ellas, el 54 % están dispuestas a aplicarla en sus actividades.