Los mejores talentos gallegos buscan mercado para sus ideas innovadoras

Iniciativas relacionadas con la robótica, la energía y la inteligencia artificial han protagonizado una nueva edición de Maker Faire Galicia, con sesiones específicas para los profesionales


Santiago / La Voz

Galicia atesora un enorme talento que aún no se ha dado a conocer. Iniciativas innovadoras que surgen en institutos, de forma individual o incluso en las empresas. Y a las que solo les falta proyección. Que el público profesional las conozca para que, al final, se pueda llegar al puerto que todos desean: que la idea se transforme en una empresa que genere desarrollo y riqueza. Tal vez Maker Faire Galicia sea hoy el mejor escaparate. Durante tres días, los emprendedores han podido exhibir sus iniciativas en Santiago en el que, dicen, es el mayor evento de innovación de la comunidad.

Apenas se acaban de abrir las puertas y tres profesores del IES Lois Peña Novo de Vilalba empiezan a colocar un pequeño coche. Es el llamado Proxecto Vixía. En ese centro han desarrollado un sistema de llamada de emergencia proporcionado por un dispositivo instalado en el vehículo. En caso de vuelco o de accidente, el sistema envía al 112 la información necesaria para una respuesta rápida y eficaz: geolocalización, número de ocupantes, identificación del vehículo y tipo de combustible.

«Non hai que esquecer que a Unión Europea obriga a incorporar o sistema eCall nos modelos de vehículos deseñados a partir de abril do 2018; o noso dispositivo está pensado para que o incorporen as unidades do parque automobilístico que non o teñen de fábrica», explica la profesora Marta Diz, que está junto a sus compañeros, Xesús Iglesias y Manuel Cancelas. El proyecto se llevó a cabo con alumnos de ciclos básicos de FP y forma parte de la iniciativa Eduemprende, y en él participan también la Fundación Alcoa y la Xunta.

No lejos de donde se encuentra el dispositivo de Proxecto Vixía, hay otro stand que despierta la curiosidad de los visitantes profesionales. Es el que han montado los representantes del centro integral de Formación Profesional As Mercedes, que tiene su sede en Lugo y que es el único que imparte el Ciclo Superior de Mantenimiento Aeromecánico. Tienen convenios con empresas para la realización de prácticas y uno de los proyectos que han presentado es un simulador de vuelo. Tiene incorporadas unas gafas de realidad virtual, y es una herramienta clave para que los alumnos aprendan a pilotar y a familiarizarse con el cuadro de mandos. «Aquí lo que incorporamos son los controles básicos para la realización de cualquier tipo de vuelo», explica el portavoz del centro. También han presentado una réplica en fibra de lo que sería la planta motriz de un avión, de forma que los alumnos puedan trabajar sin lo que supone soportar el peso de una hélice y aprendan de este modo los conocimientos de mantenimiento.

 Son muchos los curiosos que se acercan al simulador de vuelo, en el que, por vez primera, y gracias a la realidad virtual, pueden creer que empiezan a pilotar una aeronave. En un extremo del pabellón expositor se encuentra el proyecto Handy Gym, bautizado como el gimnasio más pequeño del mundo. En la campaña de crowdfunding han alcanzado ya aportaciones por 180.000 dólares, y han empezado a vender el aparato en 32 países del mundo de los cinco continentes. Se trata de un invento de la empresa Micaton que, en colaboración con la Escuela de Ingenieros Industriales de Vigo, permite que uno se ejercite en cualquier sitio y a cualquier hora. Pesa menos de un kilo, deja hacer más de 200 ejercicios y ejerce una resistencia de hasta 100 kilos.

 «La idea surgió cuando a nuestro CEO, que tiene párkinson, lo vimos haciendo ejercicio por la mañana: entrenaba con un invento rudimentario, casero, para hacer estiramientos y demás. Un ingeniero de la Universidade de Vigo lo vio y nos habló de la tecnología inercial, que es la que utiliza la Nasa para que los astronautas no pierdan masa muscular en el espacio», explica Roberto Pérez, portavoz de la empresa. Y agrega: «El Handy Gym es muy pequeño, casi cabe en un puño sin los discos de inercia de los laterales. Quienes lo ven se sorprenden de que algo tan pequeño ejerza tal cantidad de fuerza. Pero el concepto inercial es ese, conseguir la resistencia a través de la rotación en lugar del peso».

Tomás y Alejandro Trillo Pérez son dos hermanos de la localidad coruñesa de Vimianzo que han acudido a Maker Faire a presentar su proyecto Penelas Bikes: una bici en la que la posición es recostada, lo que aumenta la comodidad en la práctica del ciclismo. Tiene dos o tres ruedas y cuenta con un cambio integrado en la rueda posterior. «La Penelas Bikes es una nueva forma de hacer este deporte, en la que gracias a un sistema que hemos patentado internacionalmente se pueden usar los brazos y las piernas a la vez», explica Tomás.

Después de cinco años delante de un ordenador y trabajando en su taller, un humilde garaje de la localidad de Berdoias, este ingeniero no se rinde y sigue peleando por ver su sueño cumplido: que esta bicicleta tenga salida al mercado. Y ya ha llevado el proyecto hasta países como Holanda, Bélgica o Francia.

Medio ambiente

El grueso de los proyectos de Maker Faire se centran en áreas como la robótica, la inteligencia artificial y la mecánica. Pero hay iniciativas también relacionadas con la energía y con las nuevas formas de consumo. Es el caso de la presentada por Miguel Carballa, del IES Montecelo, que ha trabajado en un sistema para climatizar los vehículos mediante energía solar, es decir, por un sistema menos contaminante, y que se puede activar a distancia desde el teléfono móvil. «Un dos grandes problemas do verán é o das elevadas temperaturas nos automóbiles; co proxecto que presentamos, Climobil Solar FB, os vehículos estarán á temperatura desexada dende o primeiro momento e sen consumir unha gota de combustible», explica Carballa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los mejores talentos gallegos buscan mercado para sus ideas innovadoras