Sertego gestiona las ruedas usadas en Galicia

La empresa invirtió 1,5 millones para ampliar sus instalaciones en Lalín. En el 2018 recogió 15.000 toneladas de neumáticos para su recuperación


Redacción / La Voz

Sertego Servicios Medioambientales acaba de ampliar y automatizar su centro de transferencia de residuos ubicado en el polígono Lalín 2000 con una inversión de 1,5 millones de euros. Esta firma, del grupo Urbaser, recoge los neumáticos usados que se generan en Galicia. Durante el 2018 gestionó alrededor de 15.000 toneladas procedentes de todos los puntos adheridos al Sistema Colectivo de Gestión de Neumáticos Fuera de Uso (Signus).

La carencia de espacio para evaluar las ruedas usadas que llegaban al complejo obligaba a Sertego a una rotación muy elevada, «lo que implica que la clasificación y el tiempo que tienes en evaluar y valorar era pequeño», explica Marta Losa, delegada de la zona noroeste de la firma. Por ello adquirieron dos parcelas en el 2017, acometiéndose una primera ampliación para mejorar la clasificación. La obra se ejecutó en cinco meses, entre diciembre y mayo, con la nueva maquinaria ya en fase de pruebas. Se ocuparon 1.000 metros cuadrados de superficie, con incremento de seis puestos de trabajo y varios indirectos.

Silos de descarga

El proyecto acometido por Sertego en su planta de Lalín 2000 consistió en emplazar unos silos de descarga para las ruedas, donde el personal los procesa y clasifica de una manera más automática a través de dos cintas diferentes. En una de ellas se deriva el material que «va al rechazo, que se enfarda para la salida al gestor final», apunta Marta Losa, mientras en la otra cinta «el neumático bueno lo mandamos al almacén, donde se realiza una segunda clasificación y una verificación con una máquina antes de comercializarlo». Se trata de la preparación para la reutilización, tanto para recauchutado como segundo uso.

El material rechazado en este centro de transferencia se gestiona de forma externa «porque no hay ningún tratamiento o manipulación de las ruedas». La inmensa mayoría, sobre el 91 % anual, termina enviándose al gestor final, mientras que el 9 % se recupera para segundo uso o recauchutado. El material gestionado de forma directa por la firma lalinense se envía para su valoración a León o Guardo (Palencia).

Sertego también se ocupa de la logística para recoger por toda Galicia esos neumáticos usados, con 2.700 puntos activos en el 2018, con 4.000 dados de alta. El taller debe estar acreditado en Signus, formalizar un pedido a través de una página web y esos datos llegan a una aplicación con la que trabaja la empresa de Lalín. «A diario se controlan esos avisos y se gestionan rutas, con plazos marcados en función del tipo de cliente, volumen y ubicación», incide Losa, oscilando entre tres y quince días de margen. El 95 % de la recogida deben hacerla en plazo, según el contrato con Signus.

La recogida la realizan con flota propia de vehículos, ocho camiones propios y diez subcontratados de distintos tamaños. Después tienen un portacontenedores, todo para hacer esas rutas diarias y todo se gestiona a través de una aplicación móvil, para todo tipo de neumáticos de hasta 1,4 metros de diámetro. Por encima de esas dimensiones Sertego también los recoge, pero fuera del ámbito Signus. Todas esas ruedas usadas tienen una trazabilidad, para saber de qué puntos han venido y se pesan en báscula, manteniéndose ese control después en la venta del material bueno.

El nuevo equipamiento posibilitó mejorar el enfardado de neumáticos de turismo para enviar al gestor, optimizando el volumen de toneladas a transportar, de diez a al menos veinte. Sertego cuenta con una plantilla en Lalín de 42 personas. Además de la gestión de ruedas recogen, almacenan y en algunos casos valorizan residuos peligrosos o no peligrosos. Por ejemplo, aceite usado o industriales para su regeneración en otras plantas, con 3.000 toneladas al año en Galicia. Pueden recoger baterías para juntarlas y sacarlas al recuperador, filtros de aceite y tienen autorización para valorizar papel o metales. Por último, ofrecen tratamiento físico-químico de aguas hidrocarburadas. En estas líneas tienen en torno a 2.600 clientes gallegos, principalmente talleres. Sertego cuenta además con una planta de eliminación de residuos industriales en Santiago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Sertego gestiona las ruedas usadas en Galicia