Seco se moja en las aguas del Xallas

El consejero delegado de Ithaka Partners será el nuevo gestor de las plantas de Ferroatlántica en Cee y Dumbría


Redacción / La Voz

Se llama TPG Sixth Street Partners. Es el fondo que acaba de comprarle Ferroatlántica a Villar Mir. Por 170 millones se queda con las diez centrales hidroeléctricas que la firma tienen en los ríos Xallas y Grande y las fábricas de ferroaleaciones de Cee y Dumbría. Deja fuera la factoría de Sabón, dedicada al silicio metal, que se mantiene dentro de Ferroglobe, empresa participada en un 54 % por Villar Mir. Son los nuevos dueños de unas instalaciones que en Galicia dan trabajo a 294 personas.

Al frente, Alan Waxman, cofundador deTPG Sixth Street Partners, fondo nacido en el 2009 y que hoy gestiona activos por valor de más de 30.000 millones de dólares. Compran compañías por todo el mundo y también les ofrecen financiación. Lo suyo son, dicen, las «soluciones no convencionales» y «flexibles». Son socios estratégicos de TPG (antes Texas Pacific Group), su hermano mayor, con participación en empresas estadounidenses como Metro Goldwyn Meyer, Burger King o la aerolínea American West, además de Airbnb.

En España, los de TSSP se dieron a conocer con la compra de Servihabitat a CaixaBank, una operación de ida y vuelta, que acabó con la inmobiliaria otra vez en manos de la entidad catalana. También porque TPG tuvo en nómina como asesor al exvicepresidente y ex director gerente del FMI, Rodrigo Rato, hoy en prisión, y del que, como otros muchos, prescindió con el escándalo.

Los de Waxman, con participación en empresas como Spotify, han llegado a Galicia de la mano de Ithaka Partners, su socio en España, una firma de inversiones fundada en el 2014 por un puñado de directivos con amplia experiencia en energía, agua e infraestructuras, procedentes en su mayoría de Unión Fenosa y de FCC Energía y capitaneados por Alejandro Seco. De ellos dependerá la gestión de los activos recién adquiridos.

Dicen que han llegado para quedarse, que están trabajando en un «ambicioso plan de inversiones» (14 millones de euros en cinco años) para «incrementar la posición competitiva y la productividad de las instalaciones, proteger las condiciones laborales y de seguridad de los trabajadores» y que, a buen seguro, la operación servirá para «reforzar el tejido empresarial gallego».

Ex del todopoderoso Goldman Sachs, donde comenzó su carrera en 1998 y licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Pennsylvania, el señor Waxman (todo un misterio para las redes sociales. Tanto que no hay manera de encontrar en ellas ninguna imagen de él), confía en su socio español para operar las fábricas y las centrales.

No es esta la primera vez que van de la mano. El equipo que lidera Alejandro Seco lleva tiempo trabajando con los estadounidenses, que ya tienen invertidos en España más de mil millones de dólares. Seco fue director de inversiones de Unión Fenosa, compañía en la que desarrolló buena parte de su carrera durante más de diez años; y llevó también las riendas de la dirección de planificación y análisis de Energía.

Así que si de algo sabe este licenciado en Empresariales y Económicas en Icade, con máster en la London Business School, es de energía. Y de Galicia. También su equipo. Conocen bien el terreno que van a pisar. Habiendo trabajado en Fenosa...

Desde el 2015 han estado invirtiendo en activos fotovoltaicos en España y hoy tienen una cartera valorada en 200 millones. Y tienen también intereses en el ciclo integral del agua. Ahora les toca zambullirse en las nada cálidas del Xallas, en la indómita Costa da Morte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Seco se moja en las aguas del Xallas