El gallego de los 100 millones de euros

Gladys Vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

El coruñés Aquilino Peña es uno de los fundadores de Kibo Ventures, una de las compañías que más invierte en nuevas ideas. Analizan más de 1.500 «startups» al año para invertir en poco más de una decena. En solo unos días desembarcará en Galicia para conocer a nuevos emprendedores

28 may 2019 . Actualizado a las 17:38 h.

El coruñés Aquilino Peña puede decir que porta una mochila de conocimientos sobre el sector al que ahora apoya. Él mismo fue emprendedor digital cuando pocos sabían qué era eso. A finales de los 90 se lanzó al comercio electrónico. «Era una especie de Amazon para Latinoamérica. Era pronto, nadie compraba por Internet». Aun así, vendió su compañía por partes. «La española, a Carrefour. La parte brasileña acabó saliendo a Bolsa». Aquello fue el principio. Ya le había picado el gusanillo del emprendimiento. «Tras una época corporativa, en el 2009 pensé qué quería hacer. Hacía inversiones como business angel y pensé que, en lugar de crear una única compañía, era mejor ofrecer mi experiencia a otros proyectos».

Así, junto a Javier Torremocha, ponía los cimientos en el 2011 de Kibo Ventures, uno de los grandes fondos de inversión. «Había pocos emprendedores y los que había no tenían suficiente capital para desarrollar las compañías. Vimos necesario crear un fondo con inversores institucionales detrás, orientado a desarrollar compañías españolas».

Kibo Ventures, que se define a sí misma como una startup, no invierte en las fases iniciales. Las compañías ya han dejado atrás la época del prototipo, a los inversores semilla y a los que les apoyaron en fases tempranas. «Nuestro primer fondo fue el del año 2012: 43 millones de euros. El segundo, de 71 millones. Es del 2016 y trabajamos con él a día de hoy. Vamos a lanzar a finales de año el tercer fondo, de 100 millones, y estamos buscando inversores», explica. Esas fases o fondos los marca su modelo de compañía: se marcan cinco años para invertir, pero también para desinvertir. «Los emprendedores saben que nos vamos a ir de la compañía».