Huawei y la cláusula antiespionaje

El Ejecutivo alemán se niega a prohibir los equipos 5G del fabricante chino, como desea Estados Unidos, aunque sí le exige reglas de seguridad más estrictas


Berlín / La Voz

La carrera internacional por desplegar la tecnología 5G ha entrado en su fase definitiva y Alemania, que tiene la ampliación de la red móvil como asignatura pendiente, no está dispuesta a quedarse fuera. Por ello, y pese a las amenazas por parte de Washington, el Gobierno de la primera potencia europea ha decidido rendirse a la evidencia y no cerrar las puertas al líder indiscutible del sector: China. Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intensifica la guerra comercial con el gigante asiático en todos los ámbitos, el Ejecutivo de Angela Merkel ha accedido a que Huawei contribuya a la futura red 5G de Alemania.

«Ningún proveedor de equipos debería ser excluido específicamente», defendió en una entrevista con el diario Financial Times el director del organismo regulador germano, Bundesnetzagentur. Jochen Homann asegura que ni su agencia ni cualquier otra entidad del país han recibido pruebas fiables que demuestren que Huawei espía para el Gobierno chino, tal y como insiste Trump. El mandatario llegó incluso a presionar con dejar de compartir información de inteligencia con las naciones europeas que no prohíban al fabricante asiático, con el fin de ceder terreno a las empresas estadounidenses de telefonía móvil.

 Eso sí, según anunció el titular alemán de Interior, se endurecerán las reglas del juego para todos aquellos que deseen participar en el despliegue de la red 5G. Los operadores únicamente podrán utilizar componentes sometidos a controles realizados por un organismo autorizado y certificados por la Oficina Federal de Seguridad de la Información (BSI). Asimismo, los proveedores deberán comprometerse por escrito a impedir que sus respectivos países de origen tengan acceso a datos privados de sus usuarios.

Con ello, el Ejecutivo alemán de la gran coalición pretende blindarse ante cualquier tipo de espionaje y, al mismo tiempo, seguir las recomendaciones de la Comisión Europea. Algunos vecinos como Polonia, donde Huawei ha irrumpido en el mercado con las tarifas más económicas, han adoptado decisiones similares. Al contrario que Australia y Nueva Zelanda, que, siguiendo la línea estadounidense, prefieren vetar al mayor proveedor de redes del mundo bajo el argumento de que entraña riesgos considerables para su ciberseguridad.

«El mes pasado nos reunimos con el Ministerio del Interior germano y le dejamos claro que estaríamos dispuestos a firmar una cláusula de no espionaje para prometer que Huawei no deja abierta ninguna puerta trasera», anticipó hace unos días el jefe del consorcio chino en una entrevista conjunta con los medios Handelsblatt y Wirtschaftswoche. Ren Zhengfei avanza así en su meta por contar con el visto bueno de la locomotora europea.

 Y lo hace consciente de que, si incumpliera dicho contrato, se enfrentaría a sanciones millonarias y perdería clientes en todo el mundo. «Si Huawei infringiera cualquier ley, arriesgaríamos nuestro mercado en más de 170 países, nuestros empleados podrían perder su puesto de trabajo. Para mí sería peor que morir», sostiene Zhengfei. Pero algunas voces críticas sospechan que una cláusula antiespionaje no bastará. «Normalmente los ataques de ese tipo se realizan de modo que parecen fallos de software no intencionados, simples accidentes», explica Linus Neumann, del Caos Computer Club, la mayor asociación de hackers de Europa.

 En cambio, Arne Schönbohm, de la BSI, considera que Alemania está preparada ante un intento de espionaje, ya que ha desarrollado buenos algoritmos de encriptado. «También en caso de sabotaje partimos de la base de que disponemos de estructuras adecuadas que podrían evitar puntos de fisura en las redes que puedan poner en peligro todo nuestro sistema», apunta Schönbohm. No obstante, las autoridades acaban de recomendar a las empresas que son clientes de la teleoperadora Deutsche Telekom que no adquieran sus componentes a un solo servidor, sino a varios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Huawei y la cláusula antiespionaje