Los mandamientos de Monbus: seguridad, sostenibilidad y calidad

El grupo lucense cuenta con un código de conducta y ética. Busca satisfacer a los clientes, la protección medioambiental y la honestidad de los trabajadores


Lugo / La Voz

El grupo lucense Monbus cuenta con un código de conducta y ética para promover entre todos sus empleados, directivos y colaboradores los más elevados estándares de buen comportamiento y garantizar los derechos fundamentales, la protección del medio ambiente, la satisfacción de los clientes, la prevención de riesgos, el cumplimento de las normativas y el crecimiento sostenible de la empresa. Toda una declaración de intenciones que se ha hecho realidad mediante un documento de aplicación «a todas las empresas que giran en torno a la marca Monbus», según explican desde el gigante de los transportes.

Las grandes áreas en las que hace hincapié el código son los diez valores que, a modo de mandamientos, prioriza Monbus en la introducción del documento: profesionalidad, honestidad, competitividad, compromiso social y ético, respeto del entorno y del medio ambiente, orientación al cliente, calidad y eficiencia, seguridad, innovación y modernización, y coordinación con otros agentes del sector.

El medio ambiente y la sostenibilidad son uno de los ejes sobre los que gira el trabajo del grupo lucense. No en vano, el código de conducta obliga al «respeto a la legislación y normativa vigente en materia de medio ambiente y prevención de la contaminación, transmitiendo y promoviendo buenas prácticas ambientales entre todos sus empleados, fomentando el uso racional de los recursos naturales, la integración de los principios medioambientales en los procesos y el uso racional de los recursos de que dispone Monbus, contribuyendo al desarrollo y bienestar de su entorno y minimizando el impacto medioambiental de su actividad». Y eso lo logran mediante la reducción y sustitución de productos tóxicos, minimizando la generación de residuos a través de sistemas de gestión, con la reutilización y reciclaje... «Monbus desarrolla su actividad según los principios y criterios de sostenibilidad y protección del medio ambiente, como el uso racional de los recursos naturales o el desarrollo de programas medioambientales», insisten.

Respeto es otra de las palabras que con más frecuencia aparece en el código: respeto mutuo entre trabajadores, con los sindicatos, proveedores, clientes, administraciones públicas... al mismo tiempo que se favorece la igualdad de oportunidades «en el acceso al trabajo y en la promoción profesional, fomentando una cultura corporativa basada en el mérito», sin discriminar por sexo, raza, religión, nacionalidad... y protegiendo la intimidad. Además, se marcan como prioritario favorecer la conciliación del trabajo y la vida personal y mejorar la seguridad y prevención de riesgos laborales.

Asimismo, el documento es especialmente exigente en cuanto al cumplimiento de la normativa y comportamiento ético, «con estricta observancia de la legalidad vigente». Monbus también deja claro que rehúye cualquier forma de corrupción y que prohíbe la publicidad engañosa.

garantizar el cumplimiento

Para que el código de conducta no se quede en papel mojado, se ha creado una comisión ética y de cumplimiento que garantiza que se cumplan sus premisas. Además, se ha creado un canal ético para transmitir, con carácter confidencial, dudas, sugerencias, posibles conductas irregulares o incumplimientos. Además, el código se anexa a los contratos laborales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los mandamientos de Monbus: seguridad, sostenibilidad y calidad