La esencia del emprendimiento gallego, en frascos de perfume

Tres empresarias impulsan la primera línea de aromas inspirada en Galicia. El negocio avanza en el mercado a ritmo de 3.000 unidades al año


Vigo / La Voz

España es el tercer país exportador de perfume del mundo, solo por detrás de Francia y Alemania. Las ventas al exterior se encuentran al nivel de productos como el aceite, y ya son superiores a las del calzado y vino. Con unas cifras de facturación de 1.312 millones de euros, y un crecimiento anual del 5,4 %, según los datos de Stanpa, la patronal española del sector, el negocio de la perfumería es todavía un filón por explotar en Galicia. Tanto es así que tres empresarias gallegas con buen olfato para el negocio han visto la oportunidad, y hace dos años crearon la sociedad Atlántica Vigo que, desde entonces, ha lanzando al mercado una línea de perfumes inspirados en las esencias aromáticas de la tierra.

Paloma Arriola, vasca pero con 25 años de residencia en Vigo, Ángeles Boullosa y Reyes Pintor están detrás de esta empresa que ha conseguido sacar adelante, no sin dificultades, dos productos de perfumería: Agua de Vigo y Atlántica Esencia de Galicia. «Las tres procedemos de campos profesionales diferentes que no tienen nada que ver con el mundo de la cosmética. Coincidió que en ese momento estábamos sin trabajo y nos lanzamos a trabajar la idea de crear un aroma inspirado en nuestras esencias», explica Reyes Pintor.

Desde el primer momento, tuvieron claro que buscaban autenticidad para un producto de calidad destinado a un mercado de poder adquisitivo medio, y no exclusivamente turístico. «Los inicios fueron bastante duros, con cero ayudas, pero dándolo todo. Ahora el panorama está cambiando y estamos empezando a despuntar», asegura la empresaria.

Reyes Pintor cuenta que la inspiración para la creación de las fragancias ha sido el agua de lluvia y el agua de mar, «esta riqueza natural que tanto apreciamos y que tanto valoran los que nos visitan».

Apuesta por la calidad

Tras decenas de pruebas en laboratorios, los frascos de perfume, fabricados en Italia, ofrecen una selecta mezcla de esencias de bergamota, té verde, jazmín, lavanda, iris, limón y camelia. «El resultado es un producto de mucha calidad, cien por cien gallego», asegura la emprendedora.

El objetivo de estas tres emprendedoras es «hacer llegar tanto a residentes como a visitantes de Galicia un producto de calidad y exclusivo. Nos gustaría poderlo ofrecer en los grandes eventos culturales y deportivos, así como en el mundo empresarial, aportando una imagen de la que nos sentimos orgullosos», aseguran.

 Poco a poco, la penetración en el mercado de los aromas de Atlántica se va consolidando, lo que requiere ya en estos momentos de tres producciones al año de unas 1.000 unidades cada una.

El producto se puede adquirir en distintos establecimientos, como hoteles, balnearios, pazos turísticos de distintas ciudades de Galicia o en las tiendas Galifornia (Galiforniastore) y del Real Club Celta de Vigo. «Nuestra pretensión es llegar a grandes almacenes y grandes perfumerías, pero poco a poco», asegura Reyes Pintor.

Las empresarias de Atlántica Vigo no se conforman con la gama de perfumes y trabajan ya en nuevos proyectos, que les permitan tener en el mercado una mayor oferta de productos, entre los que en breve estarán las líneas de velas aromáticas y, más adelante, tal vez se adentren en el mundo de la cosmética natural.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La esencia del emprendimiento gallego, en frascos de perfume