El Tinder para encontrar compañeros de piso

Stukers es una red social que permite a estudiantes y jóvenes trabajadores dar con personas con las que vivir, pero también piso, en función de aficiones e intereses


Redacción / La Voz

El 2014 agotaba sus últimos días. José y Meritxell buscaban desesperadamente piso compartido en Barcelona. Ni entonces era una tarea fácil ni lo sigue siendo ahora. «¿Qué tal será la convivencia con el resto de compañeros? ¿Tendrán muchas manías? ¿Y si fuman? ¿Serán ordenados? Y vamos a adoptar un gato… ¿Querrán animales en el piso?» El tiempo (y los recelos) se les echaban encima mientras en la pantalla de su ordenador se acumulaba, repartida por tropecientas pestañas distintas, demasiada información sobre inmuebles a alquilar. ¿Y sobre sus respectivos inquilinos? De casualidad, Meritxell dio con Stukers. «Nos apuntamos, pero con miedo por ver qué tipo de gente íbamos a encontrar -cuentan en el blog de esta red social, nacida en Vigo solo unos meses antes de su batida por un techo bajo el que instalarse con el objetivo de facilitar a estudiantes y jóvenes trabajadores (de ahí su nombre) la tarea de encontrar a su partenaire de convivencia perfecto-. La primera toma de contacto con la plataforma fue de lo más sencilla: rellenar una breve descripción, señalar tres aficiones y mover unas barritas a un lado y al otro para indicar tus intereses. Y listo. En quince minutos ya estábamos cotilleando perfiles».

Como en Tinder. Pero aquí lo que se busca no es pareja, no sentimental ni sexual (al menos inicialmente), sino compañeros de casa ideales y piso compartido. «Ofrecemos la posibilidad de escoger con quién convivir en base a gustos y formas de vida -detallan sus creadores, Roberto Andrade, Rodrigo Garrido, Diego Antón y Yago Rivera, todos de 27 años-. Usamos los hobbies y un pequeño test de cinco preguntas relacionadas con la convivencia para que así se pueda hacer el matching y escoger según preferencias. Por otra parte, los propietarios de piso o usuarios que tienen habitaciones libres pueden ofrecer alojamiento a las personas que están buscando y, por supuesto, ellos también podrán ver los perfiles de los usuarios demandantes para así decidir cuál es su candidato ideal». 

La búsqueda de José y Meri se alargó unas dos semanas, enviando mensajes y esperando respuestas. «Algunas de las personas con las que contactábamos ya habían encontrado piso o no se adecuaban del todo a nuestro perfil, y cuando ya no teníamos esperanzas, recibimos dos mensajes el mismo día: un chico que buscaba piso porque se venía de Séneca a Barcelona y otra chica que se mudaba de piso». En menos de una semana se conocieron en persona y, un día después, ya estaban todos viviendo juntos. ¿Y cómo son esos compañeros? «No podíamos coincidir más en gustos y aficiones. Estamos muy a gusto en el piso. Risas todo el tiempo, un buen rollo increíble… Vamos, que fue un completo acierto entrar en Stukers».

La historia de esta red social que hoy cuenta con más de 45.000 usuarios registrados y 10.000 pisos publicados se remonta tiempo todavía más atrás: en noviembre del 2012, Andrade, Garrido y Rivera, compañeros de clase en la universidad, se vieron obligados a dar con una idea de negocio aceptable para el proyecto que pondría el broche final a su carrera de Administración y Dirección de Empresas. «Desechamos muchas hasta que nos planteamos pensar en cosas que nos pudieran ayudar en el corto plazo -recuerdan-. Intentamos detectar ciertas carencias y así es como se nos ocurrió una red social donde encontrar tu compañero de piso perfecto en base a aficiones y a tu manera de ser en casa. Por supuesto, era imprescindible también que se pudiera encontrar piso en la misma web». Se sumó entonces al proyecto Antón, informático. Tenían solo 21 años. «A pesar de que la experiencia es importante, creemos que es la mejor edad para dar el paso, ya que no tienes ataduras de ningún tipo. El aprendizaje es necesario y costoso, pero es cuestión de echarle ganas y tiempo».

De momento Stukers solo funciona como web, pero pronto llegará también la aplicación. Y es gratuita: «Ahora mismo lo que buscamos es crecer al máximo en base de usuarios. Nuestros únicos ingresos provienen de campañas publicitarias, que son las que sostienen el proyecto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Tinder para encontrar compañeros de piso