Galicia brilla en la gran cita mundial de las tecnológicas

Las firmas gallegas presentes en el Mobile World Congress dedicaron sus esfuerzos a captar inversores, clientes, saltar al exterior o testar el mercado


Barcelona / La Voz

Es una de las citas ineludibles del sector. Cada año, las principales compañías de móviles consiguen eco mundial presentando los teléfonos inteligentes que marcarán el futuro de la industria. Pero el evento celebrado en Barcelona es mucho más que pantallas plegables, megapíxeles o pulgadas. Abarca todo un ecosistema de tecnologías relacionadas con el mundo de la comunicación móvil y el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Con ocho empresas asistentes, la gallega ha sido la tercera comunidad con más representación en el Mobile World Congress, solo por detrás de Cataluña y de Madrid. Han acudido bajo el paraguas de Red.es, entidad dependiente del Ministerio de Economía y Empresa. Gracias a este empujón, muchas compañías han podido permitirse este carísimo escaparate. «Sin el respaldo de Red.es un estand puede costar entre 40.000 y 50.000 euros», asegura Isidoro Martínez, CEO de Signen, empresa con sede en A Coruña que repite por segundo año consecutivo en la feria. Estima que este año habrán invertido entre 10.000 y 20.000 euros para asistir a la feria, «pero lo que te aporta es mucho más, es una buena inversión».

En su caso, el objetivo era llegar a clientes internacionales con su primer producto: una tecnología que, empleando blockchain, permite identificar a los clientes de forma remota y segura mediante un documento de identidad y una cámara. Una de sus aplicaciones es la expedición de tarjetas de acceso y en su stand instalaron una máquina para demostrarlo. 

Con un quiosco también acudió Disashop, multinacional presente en seis países y suya sede está en Coirós (A Coruña). Diseñado para un operador de telefonía móvil, emite tarjetas SIM sin la intervención de ningún trabajador, haciendo de forma autónoma la identificación del cliente. «Es un sector que se mueve muy rápido y para nosotros lo importante es encontrar a los grandes agentes de la industria», asegura José Garrido, director de negocio internacional. Para Visual Publinet, agencia de comunicación digital que acudía como invitada (sin stand), el objetivo no era tan tangible. «Venimos para abrir la mente y poder llevar a Galicia más servicios de los que ofrecemos», explica Sergio Fernández, director de producción. 

Preparar para rentabilizar

Quobis (O Porriño) lleva seis años consecutivos con espacio en la feria. Su producto principal es una plataforma que permite a las empresas crear aplicaciones de comunicaciones. Antón Román, director técnico, cree que acudir al evento, a la larga, es un ahorro si se prepara con antelación. «Tenemos en agenda más de 180 reuniones en cuatro días; si tuviéramos que coger aviones y viajar a EE. UU., Reino Unido o Asia nos gastaríamos más dinero», afirma. Comparte esta opinión Diego Pino, socio de Igalia, consultora coruñesa especializada en soluciones de software libre y open source (código libre). Pino considera que el evento «merece la pena porque permite visitar en un espacio corto de tiempo a muchos clientes y da visibilidad a tus productos».

 El pasillo del Pabellón España era un hervidero de gente por el que, a ratos, se hacía difícil caminar. «Hemos estado en eventos similares en EE. UU. y nos ha llamado la atención la cantidad de personas que se pasan aquí a visitar el stand», asegura Víctor Fariña, director general de Queres Tecnologías (Culleredo). Ha sido el primer año en el MWC de esta consultoría especializada en transformación digital que ha desarrollado Xedoc, un producto para la gestión de historias clínicas del Sergas. Su propósito en esta feria era encontrar empresas que puedan distribuir Xedoc en otros países y otras comunidades y han conseguido contactos en Colombia y Cataluña.

La inteligencia artificial ha sido una de las grandes claves que han marcado esta edición del MWC . Y en ese campo Galicia también ha tenido representación con Xesol Innovation (Pontevedra), empresa especializada en tecnologías de ayuda a la conducción. Han estado presentando DRIVOX, sistemas que utilizan visión artificial para minimizar accidentes en entornos laborales y que este año saldrá al mercado.

Emprendedores que prometen

También en base a aplicaciones de inteligencia artificial se ha puesto en marcha Situm, nacida a partir del Citius, el centro de investigación de la Universidade de Santiago. Situm fue una de las startups seleccionadas por Red.es para formar parte de Four Years From Now (4YFN), un evento paralelo al Mobile World Congress que reúne cada año a los emprendedores tecnológicos más prometedores. Situm permite la localización en interiores usando las señales del entorno, como el campo magnético, y los sensores que tiene cualquier smartphone. A punto de cerrar una nueva ronda de financiación, han aprovechado el evento para reunirse con varios fondos de inversión. 

 El equipo de Gradiant, centro tecnológico del sector de las TIC, se lleva buen sabor de boca de este foro de startups. «Hemos visto que nuestra tecnología encaja en el mercado», explica Daniel González, director del área de información multimodal. Su objetivo era presentar Valida, una solución para la detección de manipulaciones en documentos digitales que han desarrollado en colaboración con la Universidade de Vigo.

 Ancora, spin off de la UVigo y financiada por el programa Inicia de la Xunta, mostraba una demo de su tecnología, que permite crear aplicaciones para trasladar información desde los móviles a cualquier otro dispositivo o pantalla cercana, especialmente útil en entornos industriales. De esta feria «levamos boas sensacións, a xente ve a tecnoloxía e ve o beneficio; o ano que vén estaremos aquí outra vez», confirma Felipe Gil-Castiñeira, fundador y CTO.

 Para Iria Portela, jefa de proyectos en Glue Digital, agencia viguesa especializada en transformación digital, la feria es una oportunidad de networking gallego. «En Galicia la industria tecnológica está muy avanzada, podemos crear un grupo de empresas potente», asegura. En el stand vecino explicaba su propuesta el equipo de Coinscrap (Pontevedra), creadores de una aplicación que redondea las compras que se hacen con tarjeta y transfiere ese dinero a diferentes productos de ahorro. David Conde, director ejecutivo, cree en el efecto llamada a esta feria. «Los primeros que han venido lo han recomendado y cada vez somos más; para el año que viene queremos un pabellón gallego», bromea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Galicia brilla en la gran cita mundial de las tecnológicas