La seguridad en el transporte escolar, prioritaria para Monbus

La empresa lucense participa en una actividad de formación de alumnos y profesores para saber actuar en caso de emergencia en un autobús


Lugo / La Voz

La empresa Monbus ha dado un paso más en la seguridad en los autobuses escolares, una de sus prioridades en constante revisión y actualización. Y lo hace fomentando la formación de los usuarios, para que sepan actuar en caso de emergencia y cómo realizar una evacuación. Una de las actividades más originales para lograrlo es la que comenzaron por iniciativa del gabinete de educación vial de la Policía Local de Sanxenxo -creadora del muñeco de guiñol Poli Paco-, un reconocido departamento por su importante labor en materia de seguridad vial con escolares. Abelardo Martínez, responsable del citado gabinete, es el impulsor de esta iniciativa: se trata de explicar a los alumnos, profesores y monitores que acompañan a los estudiantes en un autobús escolar, cómo viajar de manera segura y cómo actuar en caso de que sea necesario realizar una evacuación ante, por ejemplo, un incendio.

La campaña es un paso más en la política de seguridad vial que impulsa Monbus y, a pesar de parecer una actividad básica, es pionera: «Cando comezamos, hai uns cinco anos, non había nada relacionado con simulacros de evacuación de incendios en autobuses escolares, non había manuais, nin pautas... Así que tivemos que ser autodidactas. Plantexei a idea a Monbus e aceptaron encantados», explica Abelardo Martínez.

En el caso de los cursos que imparten, se realizan en parte de la provincia de Pontevedra, pero el programa aspira a ganar terreno hacia el resto de Galicia. Las clases son, además de amenas, de gran utilidad, y la respuesta de los niños y del profesorado no puede ser mejor. «Unha parte fundamental da formación que impartimos vai dirixida ao profesorado, porque eles son quen deberán guiar ao alumnado en caso de evacuación. Hai que ter en conta que os condutores xa van ter unha importante tarefa intentando apagar o lume ou actuando ante un accidente», explica. De hecho, el personal de Monbus cuenta con una amplia formación y experiencia para responder ante posibles emergencias.

Por ello, a todos se les explican cuestiones básicas, como localizar un extintor o cómo romper las ventanas, pero también en qué palanca se abre el autobús desde dentro, en qué botón se abre desde fuera, dónde está la ventana para emergencias... y cómo evacuar a los niños (que desabrochen el cinturón, que realicen una salida ordenada...) y, una vez fuera, ponerlos en un lugar seguro. Esto último también es muy importante: «Se o accidente ocorre na autovía é fundamental que os nenos non saian correndo unha vez fóra; se hai moito fume e sopra vento do sur, haberá que colocalos no sur para evitar que se intoxiquen...», continúa.

También explica Martínez que uno de los profesores que viaja con los niños debe quedarse siempre dentro hasta que salga el último niño, a modo de capitán de barco: «Teñen que esquecerse do condutor, un profesor debe quedar dentro e facer de vasoira».

Tiempos de evacuación

Con esta formación que han recibido ya miles de escolares, se ha logrado mejorar la capacidad de reacción de los usuarios y reducir los tiempos de evacuación: «Cando practicas as cousas, e máis con nenos, é moito máis doado: asimílano, memorízano e fano máis rápido. Nos grupos de primeiro ou segundo da ESO, en 50 segundos están todos fóra; nun de tres anos, conseguímolo en minuto e medio», explica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La seguridad en el transporte escolar, prioritaria para Monbus