Londres asume el mando

La economía de la capital británica crece a un ritmo muy superior al del promedio del Reino Unido, agravando las diferencias entre los partidarios y los detractores de la salida de la UE


Londres / La Voz

La economía de Londres continúa alejándose de la del Reino Unido. La City creció en el 2017 cuatro veces más rápido que la región más pobre del país, Anglesey, en Gales. Los datos publicados hace unos días por la Oficina Nacional de Estadística británica (ONS, por sus siglas en inglés) dejaron claro el distinto ritmo con el que se mueve la capital, cuyo PIB avanzó un 3 % mientras que el promedio estatal era del 1,9 %, un diferencial que explica en buena medida por qué los movimientos de rechazo al brexit más cohesionados y populosos se materializan en la ciudad.

El análisis pormenorizado de los datos es concluyente. Londres registró también el nivel más alto de prosperidad, con un valor bruto agregado por persona de 48.857 libras, en marcado contraste por ejemplo con el VAB de Gales, el más pobre del país: 19.899 libras. Así las cosas, el Gobierno conservador le ha dado la vuelta a las cifras para cargar contra los anteriores ejecutivos. Para el portavoz de Economía conservador, Russell George, las cifras suponen «un espantoso reflejo de los sucesivos ejecutivos dirigidos por el Partido Laborista. Después de cuatro importantes relanzamientos económicos y 18 años de gobierno laboral, Gales sigue siendo la parte más pobre del Reino Unido», lamentó.

Las cifras sugieren que el Gobierno británico ha progresado poco en la reactivación de las perspectivas de las regiones «marginadas» a pesar de la promesa de la primera ministra británica, Theresa May, cuando asumió el cargo en el 2016 de «extender la riqueza y la prosperidad en todo el país». Cierto es, no obstante, que las estadísticas de la ONS no tienen en cuenta las diferencias regionales en materia de inflación, ya que los precios han aumentado mucho más rápido en Londres que en otros lugares del territorio británico.

Lo cierto es que el Reino Unido ha tenido durante mucho tiempo algunas de las mayores disparidades regionales entre las economías desarrolladas, y los últimos datos apuntan a que la asimetría no ha parado de crecer en lugar de atenuarse. Después de Londres, la actividad se dinamizó más rápidamente en el este de Inglaterra, con un VAB real que creció un 2,5 % anual, y en el noroeste, con un repunte del 2,1 %.

En su último informe, la firma de contabilidad EY aseguraba que Londres continuará superando a todas las demás regiones del Reino Unido hasta el 2021, con un crecimiento del VAB por año del 2,1 %, una tasa, eso sí, inferior a la contabilizada entre el 2015 y el 2018. Según la consultora, la creciente incertidumbre generada por el brexit hará mella en la economía de la City, especialmente en el sector servicios, lo que podría enjugar en parte la brecha entre las economías de las distintas regiones del país.

La ONS también divulgó un desglose detallado de las actividades que están impulsando el crecimiento, y destacó el auge de la industria cinematográfica, televisiva y musical de Londres, imbricada en todo caso en una tendencia nacional. Servicios como la peluquería o el cuidado personal también han mantenido un comportamiento dinámico que contrasta con los acuciantes problemas del comercio minorista.

Otros datos proporcionados por la ONS por primera vez, utilizando diferentes límites geográficos, dan cuenta del nacimiento de «regiones urbanas» alrededor de las cuatro capitales del Reino Unido y otras ciudades importantes. Las áreas metropolitanas de rápido crecimiento incluyen a Edimburgo, Glasgow y Sheffield.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Londres asume el mando