Al coche eléctrico le falta energía

María Cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

Juan Salgado

El Gobierno se ha marcado el horizonte del 2050 para reconvertir en eléctrico un parque móvil que en su día apostó por el diésel por la política de incentivos sobre ese carburante. Pero el plan choca con realidades como la falta de puntos de recarga, el coste de los coches «ecológicos» o su aún moderada autonomía. Mientras tanto, una guerra de alianzas por el mercado de «las electrolineras» está abierta

07 feb 2020 . Actualizado a las 12:51 h.

No fue por una razón económica. Fue por ecología, por aportar su grano de arena en la conservación del medio ambiente. Por eso, y no por otra cosa, fue por lo que Eduardo Díaz -uno de los primeros gallegos en conducir un coche híbrido enchufable- compró un Ioniq de Hyundai. «No quería continuar quemando combustible que sale del suelo. Por eso lo hice. Pero una vez que lo pruebas, ves que la conducción es mucho más cómoda, el mantenimiento es mucho más barato...», explica. Al mismo tiempo que describe sus ventajas destacando que, para él, no hay vuelta atrás, reconoce que en España, y concretamente en Galicia, el coche eléctrico es «todavía una declaración de intenciones». Sobre todo por la falta de una red de suministro capaz de surtir a aquellos que tengan que hacer desplazamientos largos (en Galicia hay poco más de un centenar de puntos de recarga) o porque la red eléctrica no está preparada aún para soportar un cambio tan radical del parque móvil. En esto, apunta Díaz, «Portugal nos lleva dos o tres años de ventaja. Están donde probablemente estemos nosotros en unos 18 meses».

Pero también porque estos coches no están aún al alcance de todos los bolsillos. En la web de Hyundai promueven el nuevo Ioniq Eléctrico con una autonomía de más de 280 kilómetros desde 29.725 euros. Un Tesla Model X puede adquirirse, según la web de la firma, pagando al contado 98.330 euros (IVA incluido).

Esa «declaración de intenciones» de la que habla Eduardo la ha plasmado el Gobierno en el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. El documento establece medidas como prohibir la comercialización de vehículos de gasolina, diésel, de gas e híbridos a partir del 2040 y, solo diez años más tarde, vetar su circulación.