Un producto pionero de Coristanco para proteger al ganado de las bacterias

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

Ana Garcia

La USC patenta a nivel mundial un principio activo que comercializa Industrias Químicas Savelo; la firma coristanquesa tiene presencia en una docena de países

14 oct 2018 . Actualizado a las 05:08 h.

Productos para la higiene y prevención de enfermedades en el ganado hay muchos y variados en el mercado, pero este tiene todos los visos de ser diferente. O eso es lo que se desprende de los estudios realizados por el departamento de Química de la Universidad de Santiago de Compostela en colaboración directa con la empresa coristanquesa Industrias Químicas Savelo.

El área de Química, dirigida por la doctora Marta Lores, desarrolló un principio activo único, con una base de polifenoles (procedentes de los restos del bagazo de la uva). Su trabajo derivó en un «producto desinfectante utilizado en toda la gama de higiene ganadera (zoosanitaria), que se comercializa a nivel mundial con el nombre de Phytogrape desde Coristanco [6.426 habitantes]» apunta el gerente de Savelo, Bautista Velo Fernández (Coristanco, 1962). Ahora, esta fórmula ha sido patentada a nivel mundial y solo puede ser comercializada a través de Savelo.

Este empresario inició su actividad en el año 1993. Se dedica a la producción de detergentes zoosanitarios (agropecuarios), industriales y de perfumería en el ámbito del hogar. Pero en Savelo buscaban dar un paso más en su faceta emprendedora: un producto que, de alguna forma, potenciara la prevención de enfermedades en el ganado y, de paso, supusiera una reducción de los costes de producción que asumen los ganaderos, sobre todo en materia de prevención de enfermedades.

Antioxidante

«Este producto pionero, comercializado bajo el nombre de Phytogrape, es muy indicado para la limpieza de pezuñas y de ubres antes del ordeño, en el sellado de las pezoneras durante el posordeño y elimina un sinfín de bacterias como la temida e-coli», argumenta Bautista Velo. «Es un producto que no daña el medio ambiente -continúa-, es un líquido inocuo, no afecta a la tierra ni al subsuelo al no ser contaminante y, además, es antioxidante, es decir, que no deja secuelas en la piel de los animales. Pero lo más importante es que protege y salvaguarda al ganado de las bacterias e infecciones, eliminando el temido efecto viral en la propagación de determinadas infecciones». Otro de los grandes puntos a favor de Phytogrape es que se evita «la temida cuarentena al cortarse de raíz la posible expansión de enfermedades».

Este producto pionero ya se comercializa y Bautista Velo está más que satisfecho con los resultados obtenidos hasta la fecha. El empresario aprovecha su amplia cartera de clientes para implantarlo en el mercado. De hecho, desde Coristanco se vende este artículo en España, México, Italia, Francia, Alemania, Portugal, Bélgica, Holanda, Sudáfrica, Gambia, Malasia y Ecuador. Y ahora Velo Fernández ultima su desembarco en Estados Unidos, «con varios clientes muy interesados en Phytogrape», explica.

La suya es una empresa de referencia en la Costa da Morte y en Galicia en el sector químico. De hecho, su laboratorio zoosanitario es el número ocho a nivel nacional. «Tenemos la experiencia que nos avala estar en el mercado desde hace más de 25 años y, sobre todo, la fidelidad que hemos logrado de nuestros clientes», sostiene el gerente.

Ampliación

Dada la gran repercusión que tiene su actividad, el empresario coristanqués ha decidido aumentar sus instalaciones. En la actualidad tiene una nave en Coristanco y hace un par de años adquirió otra factoría en Oyón (Álava) tras efectuar una inversión próxima a los cuatro millones de euros. Y ahora ha decidido trasladar gran parte de su actividad al polígono carballés de Bértoa.

Para ello, ha adquirido cinco parcelas que suman en total 7.998 metros cuadrados: «En una primera se acometerán dos naves sobre una superficie aproximada de 3.500 metros cuadrados. Una vez finalizada comenzaremos con la segunda, la construcción de una nueva nave sobre una superficie útil de 2.000 metros cuadrados». Su objetivo es que la nueva instalación arranque en Carballo a mediados del próximo año.

Phytogrape elimina bacterias e infecciones, lo que se traduce en una reducción de costes para los ganaderos