Horta de Mondoñedo, marca de calidad y fruto de la unión

Productores, hosteleros y Concello impulsan el sello que diferencia su trabajo; los tomates mindonienses ya conquistaron en su día la Zarzuela


Viveiro / La Voz

Nadie discute la calidad de la producción hortícola de Mondoñedo. Ni siquiera los Reyes, Felipe VI y Letizia, que hace dos años agradecieron en su visita a la ciudad episcopal el cesto de tomates que les regalaron. Sustentándose en una sólida tradición, productores, restauradores, otros profesionales y el Concello impulsan y ya operan con la marca registrada Horta de Mondoñedo, con logotipo diseñado por Mónica Pereira. El sello luce en las chaquetillas de varios chefs que participaron en la elaboración de recetas de la última Vuelta Ciclista, en las tapas del grupo Galipizza, en los rótulos de las huertas y en los vehículos de los productores... En esta aventura por prestigiar su trabajo ya están implicados cuatro productores (Xulio Rodríguez, Jesús Emilio Gil, Jorge Losada y María Jesús Villalba), seis cocineros (David Rodríguez, Bruno Pena, Jesús Villarino, Jorge López, Michel Cociña y Alejandro Arca) y un panadero, Waldo González-Redondo.

Hace unos días se aprobó por unanimidad en el pleno el reglamento de uso de la marca, explica la regidora mindoniense, Elena Candia, quien ya avanza una partida económica en el 2019 para posicionarla: «Promocionando a horta de Mondoñedo promocionamos todo un territorio. Desde o Concello tiñamos a obriga de darlle seguridade xurídica». Candia es optimista y no descarta seguir avanzando hacia una denominación de origen.

La marca une a productores hortícolas con negocios diferentes. Unos venden directamente en mercados o ferias, otros sirven a hostelería y almacenes, y los hay que también forman parte de entidades o cooperativas. Lo mismo ocurre con los restauradores, miembros de la Asociación de Cociñeiros da Mariña (ACDM).

Horta de Mondoñedo es el fruto de la unión, un proyecto para encumbrar en el mercado casi una veintena de productos de las huertas locales. «Sumarse ao proxecto de Horta de Mondoñedo é unha aposta polo produto local», asegura Xulio Rodríguez. Él integra la tercera generación de una familia dedicada a la huerta y forma parte de la Cooperativa Hortícola O Salnés y de Labregos de Lugo. «Hai que ir da man, xuntos, para ter volume de produción, porque o volume é o que nos dá a capacidade para negociar», explica Rodríguez. «Os produtos da horta de Mondoñedo sempre gozaron dunha identidade especial, faltaba a identificación», matiza Zoila Gulín Bejarano, asesora en este proyecto y abogada especializada en propiedad industrial e intelectual. Jesús Emilio Gil, productor, vende directamente al consumidor final: «Somos produtores con negocios diferentes, pero creo que esta unión será positiva para todos e tamén para Mondoñedo».

El panadero Waldo González-Redondo destaca la calidad del producto, pero insiste en la importancia de hacerse un hueco en el mercado para diferenciarse. Coincide el cocinero Jorge López, Vilelo, del restaurante Forno de Tovar (Lourenzá): «A idea é ir introducindo estes produtos na carta, indicando claramente que son da Horta de Mondoñedo». Su colega de profesión, David Moledo, del restaurante A Mirandilla (Rinlo-Ribadeo), cree que, si se ayuda a posicionar la marca, después será el cliente quien la acabe demandando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Horta de Mondoñedo, marca de calidad y fruto de la unión