La empresa versátil que hizo músculo durante la crisis

Desarrolla nació en el 2009, con España sumida en una profunda depresión y su sector al borde de la demolición; hoy tiene trece sedes repartidas por todo el país y opera en casi todas las áreas de actividad de la construcción

.

Redacción / La Voz

«Mi socio lo explica como anécdota, en algún banco solo les faltó pulsar el botón de seguridad». Satisfecho por el camino andado, Gerardo Collazo explica en estos términos los comienzos de Constructora Desarrolla. Corría el año 2009 y España vivía sumida en una crisis económica sin precedentes. Él y su socio, Gustavo Moure, ambos arquitectos técnicos, tenían una idea, fundar una constructora que llevase en su ADN las señas de identidad del sector servicios: «Veíamos que no existía en nuestro sector esta mentalidad de transparencia, de tratar bien al cliente, de seriedad total...»

Chocaron con el escepticismo de algunos dada la dimensión del momento y la reputación de un sector minada por el impacto de la burbuja inmobiliaria, pero lograron su objetivo. «Hubo bancos que vieron la idea porque nuestro plan de empresa estaba claro y era muy sólido», precisa Collazo. A punto de cumplir su primera década de vida, las cifras avalan su decisión. Desarrolla cuenta hoy con una plantilla de 130 profesionales (un centenar de ellos cualificados: ingenieros de Caminos e Industriales, arquitectos...) y unos 400 empleos indirectos, trece sedes repartidas por toda España, una previsión de ventas para el cierre de este ejercicio de unos 40 millones de euros, casi 1.500 obras ejecutadas...

Obras de todo tipo, desde rehabilitación al interiorismo, desde la edificación a la obra pública, pues si algo tenían claro los dos socios desde el primer momento es que la versatilidad habría de ser un pilar de la empresa. Desarrolla ha hecho de esta capacidad de trabajar en diversos campos un elemento clave con el que potenciar su crecimiento y distinguirse en un mercado muy competitivo. «Siempre hemos querido diversificar y ahora no tendría sentido renunciar a alguna o decantarnos por algún área que pueda parecer más apetitosa. Nosotros -argumenta Collazo- hemos crecido con la obra pequeña y no queremos caer en la soberbia de renunciar a estos trabajos. Lo tratamos todo con igual cariño, para nosotros es importante la obra de 5.000 euros y la de dos millones».

Sobre el futuro, la empresa sondea la posibilidad de extender su red de oficinas al este del telón de grelos (actualmente tiene presencia en Madrid, Barcelona, Baleares y Canarias) a zonas con potencial de negocio. Bilbao y Zaragoza, en el norte, y la Costa del Sol o Levante, ya en el sur, figuran en el punto de mira de una firma que divisa el futuro con optimismo.

Las Murallas de Lugo y A Coruña, la catedral de Santiago... Pasión por el patrimonio

A Gerardo Collazo se le iluminan los ojos cuando habla de todos los trabajos que Desarrolla ha realizado en los últimos años en el patrimonio histórico de Galicia. Las Murallas de Lugo y A Coruña, la catedral de Santiago, la Torre de Hércules y numerosas viviendas del Camino llevan la firma de la constructora gallega, que ha realizado distintos proyectos de rehabilitación en edificios con un valor simbólico e histórico incuestionable. La última, la recuperación de todo el entorno del castro de Elviña, en A Coruña. «Estas son obras muy especiales, porque intervenir en bienes de interés cultural nos distingue. No todas las constructoras pueden trabajar en este ámbito», detalla Collazo.

Así las cosas, la empresa sigue dando pasos hacia adelante. Acaba de terminar su primer edificio residencial, de 80 viviendas, al igual que la rehabilitación integral del hotel Riazor, completada en un tiempo récord, apenas seis meses, una obra con cierta complejidad añadida habida cuenta de que se localiza en el centro de la ciudad.

Nueva casa

A finales de año estrenará sus nuevas instalaciones en A Coruña, un moderno complejo de mil metros cuadrados situado en una zona de fácil acceso. «Ahora tenemos el hándicap de que estamos repartidos por varios locales y estas nuevas dependencias nos permitirán ofrecer un servicio aún mejor», vaticina.

«Hemos trabajado en un entorno hostil, aquello fue un máster»

M. Blanco
.

Gerardo Collazo habla con pausa, pero muy firme. En apenas una década ha edificado junto a su socio una de las mayores constructoras de Galicia. Está satisfecho, pero para nada conforme. Quiere seguir creciendo, levantando la marca Desarrolla. En las tierras de Breogán, pero también fuera de ellas.

-¿Nacer con la crisis, haber crecido con ella, les acerca más a la realidad del momento?

-Nacer durante la crisis nos dio dos cosas: la cautela y analizar muy bien los costes. Esa cautela no la hemos perdido y la tenemos grabada a fuego, no perder la perspectiva en ningún momento. Hemos trabajado la empresa en un entorno hostil y aquello fue como un máster.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La empresa versátil que hizo músculo durante la crisis