Encontrar empleo después del verano también es posible

Septiembre es un buen mes para reactivar la búsqueda, especialmente para aquellos profesionales con un perfil más técnico. Los grandes sectores industriales toman el relevo de la hostelería como motor de la contratación


El verano es, sin duda, la estación estrella para el mercado de trabajo, que se ve favorecido por los miles de contratos temporales que se firman para atender los picos de actividad en sectores clave de la economía, como el turismo o el comercio. El fin de la campaña estival se traducirá, como todos los años, en un descenso en las cifras de afiliados a la Seguridad Social y un repunte del paro. Nada nuevo. Pero esto no quiere decir que encontrar un puesto de trabajo sea una tarea imposible a partir de septiembre.

Al contrario, los expertos defienden que el inicio del curso es uno de los mejores momentos para ponerse a buscar empleo. «Septiembre es de los mejores momentos para reactiva la búsqueda de empleo, que a menudo se paraliza durante las vacaciones», defiende Eduardo Adán, director comercial del Grupo Nortempo, que señala que en estos meses que siguen al verano las empresas definen sus estrategias para el año, se perfilan nuevos proyectos que acometerán y determinan las necesidades de personal para llevarlos a cabo. «Todos volvemos de las vacaciones con las pilas cargadas, también los directivos, que vienen con ganas de reactivar proyectos, por eso para nosotros septiembre suele ser un buen mes en procesos de selección», añade Adán.

Y es que tras unas semanas funcionando a medio gas, el mes que viene los grandes motores de la economía gallega se reactivarán todos a la vez. Lo hará la industria de la automoción, que en verano se pone al ralentí e incluso en algunos casos paraliza unas semanas su producción, que relanza con fuerza en septiembre. También con la industria alimentaria y con la textil, «cuya campaña se ha adelantado, ha empezado ya en agosto, pero el próximo será un mes de pico de contratación», apunta el experto, que destaca que «las tres industrias claves en Galicia viven en septiembre su particular agosto». Pero no son las únicas, ya que como recuerda el responsable de Nortempo hay otros sectores que también se han convertido en puntales del empleo en la comunidad, como la industria del metal y el aluminio en la comarca de Santiago.

Aunque los expertos coinciden en señalar que hay un repunte de la actividad en septiembre, con más procesos de selección y candidatos, también matizan que con el empleo no ocurre como con los gimnasios, a los que llega una avalancha de nuevos usuarios cargados de buenos propósitos. «Normalmente quien necesita un empleo suele estar activo durante todo el año», explica Alba Fontán, responsable comercial de Adecco en A Coruña, que matiza que «en septiembre lo que se nota es que hay más gente que quiere dar un cambio en su carrera laboral o de estudiantes que acabaron su carrera en junio pero que se tomaron un descanso en el verano y empiezan a buscar empleo».

Auge del «big data»

Los que tienen más oportunidades de colocarse, señalan en las agencias de empleo, son aquellos que cuentan con un perfil más técnico. Entre los profesionales más demandados, Fontán destaca los analistas de datos y todos los profesionales relacionados con el big data: «Vivimos en un mundo de sobreinformación y las empresas necesitan analizar todos los datos que manejan para sacar el mayor rendimiento posible de ellos. Por eso recurren a analistas o expertos en business intelligence, que pueden ayudar en esa tarea».

Junto a este sector, cita otras profesiones con gran salida en la actualidad, como los ingenieros, principalmente en telecomunicaciones o informática y, a ser posible, «que también tengan un perfil comercial para saber vender los productos que desarrollan a las empresas».

Pero no todo son puestos para los que se requiere gran formación. También hay oportunidades para profesionales con experiencia en el sector logístico (por ejemplo, preparadores de pedidos), para comerciales y para teleoperadores, «de los que siempre hay demanda, ya sea para gestión de reclamaciones, seguimiento de clientes...».

Eso, y los oficios. «Cada vez cuesta más encontrar soldadores o carpinteros», explica Fontán. Por su parte, Fontán explica que si la hostelería es el sector refugio que genera miles de oportunidades laborales en primavera y verano, una vez acabada la campaña alta turística muchos de esos empleados se enganchan en otras actividades, como las relacionadas con la producción industrial.

Formación profesional

Eso, pensando en el presente. Pero si miramos a unos años vista, ¿hacia qué sectores orientarían a los jóvenes que aún están indecisos sobre qué formación profesional o carrera escoger? «El sector estrella es el tecnológico, no le vemos techo. Yo a mi hijo le diría que se enfocase a las TIC», dice rotundo Adán, que explica que las previsiones apuntan a que en los próximos cuatro años el sector podría generar cerca de un millón de empleos, y que esa gran demanda de mano de obra, unida a que no existe suficiente personal cualificado para atenderla, hace que sean empleos mejor remunerados.

Pero no es el único campo. También hacen falta profesionales en márketing y publicidad on-line, para adaptar negocios tradicionales a la era digital, y también recomienda los ciclos relacionados con administración y finanzas, «porque más del 12 % de las ofertas de trabajo están relacionados con ellos».

En el mercado gallego, Adán destaca la alta demanda de oficios industriales, como «técnicos de mantenimiento, mecatrónica, responsables de calidad...». Vamos, que para tener una buena salida laboral no es imprescindible un título universitario, sino que la formación profesional está cada vez más demandada, sobre todo si se acompaña de idiomas. Y es que el dominio del inglés -y de una segunda lengua, si es posible- es una de las mayores garantías de éxito en un proceso de selección.

Los trabajos del futuro: perfiles tecnológicos que sepan funcionar en equipo

Los consejos de los expertos responden a las necesidades más inmediatas del mercado laboral. Pero no hay que olvidar que este vive un período tan cambiante que muchos hablan, sin rodeos, de una nueva revolución industrial, en este caso de corte tecnológica. Por eso, las profesiones más demandadas hoy podrían no ser las que más salida tengan en cinco o diez años. Para anticiparse a esos cambios de tendencias, la consultora Spring Professional, del grupo Adecco, publicó hace unos días un estudio en el que analiza cuáles serán los perfiles laborales más buscados en España en el medio plazo.

Serán, según sus conclusiones, «perfiles muy tecnológicos, pero con un importante componente humano», porque en esa economía que se nos viene encima a pasos agigantados hay que hacer compatible la gestión de los nuevos modelos productivos que establece la tecnología con el manejo del capital humano, que seguirá siendo un factor determinante. Por eso, entre las competencias que más se valorarán, destacan la inquietud técnica, el carácter autodidacta, la capacidad para resolver problemas y la inteligencia social.

Ese profesional del futuro, según Alexandra Andrade, directora en España de Spring Professional, «habrá de ser una persona resolutiva, preparada para vivir en un entorno de constante de cambio, con un nivel alto de empatía e inteligencia emocional». Gente que «ya no se adapten al cambio, sino que vivan en él».

Eso, en cuanto a competencias. Sobre puestos concretos, la consultora apunta a nueve perfiles. A la cabeza, los relacionados con el sector tecnológico, como los de mánager digital o experto en ciberseguridad, para los que prevén un crecimiento exponencial de la demanda. También relacionados con las nuevas tecnologías, aunque en distintos campos, están otros puestos al alza, como los de ingeniero en inteligencia artificial o abogado especializado en nuevas tecnologías. En el ámbito de los recursos humanos, harán falta gestores de talento y en las finanzas, profesionales encargados de analizar los riesgos vinculados a la transformación digital de las empresas. Ya en el campo de la medicina, los expertos en oncología y tratamiento contra el cáncer y los especialistas clínicos en tecnología sanitaria serán los más buscados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Encontrar empleo después del verano también es posible