Castrosua: autobuses gallegos por toda España

La firma santiaguesa, que celebra este año el setenta cumpleaños de su fundación, entregará 200 vehículos para ciudades de toda la península en este 2018

.

Santiago / La Voz

Nació en 1948, hace ahora justo setenta años. Toda una vida en la que la firma compostelana ha logrado afianzarse como compañía líder en el mercado español de fabricación de carrocerías de autobuses.

La empresa la fundó José Castro y hoy es su nieta, Beatriz, la que lleva el timón de un negocio que factura 58 millones de euros y que cuenta con 580 empleados en su plantilla. La empresa tiene previsto entregar a lo largo de este año en diferentes ciudades españolas unos 200 vehículos, de los que 80 irán a la empresa municipal de Madrid. El resto serán para Sevilla, Vigo, Málaga, Las Palmas, Gijón, Burgos, Valladolid y Salamanca. Castrosua ha aprobado también un plan de inversiones hasta el 2023, que prevé movilizar 13,5 millones de euros, de los que más de la mitad están destinados a innovaciones tecnológicas.

La estrategia pasa por un crecimiento controlado. Para el presente año 2018, la empresa proyecta elevar la facturación hasta los 60 millones de euros y fabricar más de 400 unidades. Según explican desde la compañía, este ejercicio estará también marcado por la inversión de un millón de euros para incrementar la capacidad de su fábrica de Carsa, en Vilagarcía de Arousa, con la creación de una nave para las fases previas de entrada en cadena de los vehículos, la instalación de una nueva cabina de pintura, el cambio a gas natural como fuente de energía, la instalación de una estación de GNC para los autobuses y la ampliación de la zona de almacenes.

valor añadido

«Este plan inversor apuesta fuertemente por la innovación tecnológica, una premisa irrenunciable para Castrosua, empresa que en sus 70 años de historia ha marcado hitos donde se la reconoce como pionera en apostar por desarrollos que luego han sido claros avances para la calidad del transporte de viajeros por carretera: en ese camino ha sido clave el apoyo de nuestra gente y de todos los que han creído y confiado en nuestro proyecto», explica Beatriz Castro, la consejera delegada de la compañía.

El sector en el que opera Castrosua vive un buen momento y ha dejado atrás una crisis que obligó a duros ajustes de empleo. Ahora, de hecho, se está produciendo un fenómeno que pondrá a prueba las capacidades de las empresas como proveedoras. Y eso tiene que ver con una demanda que se ha disparado por un doble motivo. Por un lado, el hecho de que durante varios años las grandes empresas de transporte, sobre todo público, apenas han podido renovar la flota. Y por otro, la proximidad de las elecciones municipales, lo que empuja a muchos ayuntamientos a hacer inversiones de renovación.

internacionalización

A lo largo de los últimos años, la empresa compostelana también se ha distinguido por haber dado el salto al exterior. El primer paso fue en Lituania, donde ganó un contrato para vender al país 90 unidades, y más recientemente, con la entrada en el mercado de Corea del Sur. La intención de la compañía es también penetrar en el mercado iraní, donde ya tiene homologados tres tipos de vehículos. Entre los desafíos a los que se enfrenta la empresa santiaguesa está adaptarse al denominado modelo de industria 4.0. Un nuevo hito en el desarrollo y que propicia cambios importantes: un uso intensivo de Internet y de tecnologías

punta en el desarrollo de plantas industriales y sistemas más inteligentes; una producción más respetuosa con el medio ambiente; y por último, un modelo que favorece cadenas de producción mejor comunicadas entre sí y con los mercados.

«Nosotros estamos trabajando en dar este salto cualitativo de manera estructurada, ya que implica un gran avance a nivel interno de la propia organización y en cómo esta gestiona su cadena de valor y los diferentes actores con los que interactúa. En este cometido estamos avanzando paso a paso, ya que se trata de un proyecto complejo y costoso, que siempre debe sumar en lo que es nuestra ventaja competitiva como empresa: nuestros clientes nos valoran por nuestra aportación en proyectos a medida», explica la consejera delegada de la firma compostelana.

Castrosua se aleja del modelo de vehículo industrial, que simbolizan grandes firmas como Iveco, y desarrolla sus productos adaptados a cada una de las necesidades del cliente.

La empresa, que factura 58 millones y tiene 580 empleados, ha entrado ya en el mercado lituano

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Castrosua: autobuses gallegos por toda España