Un referente en la electricidad de los buques del naval gallego

La naronesa Elinco, con casi cuatro décadas de trayectoria, fabrica y repara todo tipo de instalaciones electromecánicas; la empresa participa en los contratos de la eólica marina en Fene y Avilés


Ferrol / La Voz

A lo largo de las últimas décadas, la mayor parte de los buques que han salido de las gradas de los astilleros de la ría ferrolana han llevado incorporados componentes eléctricos de Elinco, una de las compañías de referencia en el sector naval de la comarca. Ubicada en el polígono naronés de As Lagoas, esta firma, que ha experimentado varios cambios en su estructura, ha logrado mantener su actividad pese a las crisis cíclicas en el sector y también introducirse en nuevos segmentos de negocio, como el abierto desde hace casi un lustro en Ferrolterra con la fabricación de componentes para la eólica marina.

De hecho, no solo ha participado en todos los contratos que ha logrado la unión temporal de empresas formada por Navantia y por la asturiana Windar en la antigua Astano, sino que también ha realizado y lleva a cabo obras para la mencionada empresa avilesina en sus instalaciones de la comunidad vecina.

Elinco también participa en la construcción de los buques de aprovisionamiento en combate que construye Navantia en Ferrol para la Armada de Australia. Aunque actualmente apenas llegan a la decena de trabajadores en este contrato, conforme avance la obra, esa cifra se irá incrementando hasta llegar a varias decenas. «Nosotros somos los últimos en entrar y también los últimos en salir», explica Juan Daza, consejero delegado, en alusión al modelo de construcción integrada que aplica Navantia, y que hace que sean los gremios como el suyo, de electricidad, u otros servicios, los que se incorporan en la fase final de producción, una vez que los de aceros y prearmamento hayan avanzado en la construcción de la plataforma del navío.

Casi cuatro décadas

Elinco atesora alrededor de medio siglo de trayectoria en la comarca ferrolana, en donde también es una de las empresas que participa regularmente en el negocio de la reparación de buques en los dos astilleros de la ría. Pasados los peores años de la crisis económica y del vaciado de gradas en el sector naval, Daza confía en que los nuevos programas que se anuncian para los astilleros públicos, como la construcción de cinco corbetas para la Armada de Arabia Saudí y de otras tantas fragatas F-110 para la Marina española, contribuyan a despejar un período prolongado de actividad.

En estos momentos, Elinco cuenta con una plantilla formada por unos 250 trabajadores.

La firma ha sido premiada por su prevención de riesgos en las plantas gaditanas

Al igual que Elinco es una compañía de referencia en el sector naval ferrolano, también atesora una larga trayectoria en los astilleros de la bahía de Cádiz. Precisamente en la factoría de San Fernando ha sido distinguida este año por su compromiso con la prevención de riesgos laborales. En esa planta ha participado en la fabricación del Buque de Acción Marítima (BAM) para la Armada española, y también con anterioridad en barcos similares para la Marina de Venezuela. A futuro, participará en la obra de las corbetas para Arabia Saudí que se fabricarán en el astillero isleño. De hecho, aunque cuenta con una oficina en Cádiz, planea ampliar su presencia en la zona, con la adquisición de una nave.

En el ámbito off-shore, Elinco también ha desarrollado distintas obras para Dragados en Puerto Real (Cádiz).

Dragas en santander

Aunque mayoritariamente Elinco desarrolla su actividad en los astilleros públicos del norte y del sur del país, también tiene presencia en otras comunidades, como la vasca y la cántabra. Después de haber participado en la construcción de una draga en Santander, en estos momentos está ofertando los trabajos para la segunda para el mismo armador, aunque en este caso está previsto que la materialización del contrato se lleve a cabo en las instalaciones del astillero de Sestao.

«Desde enero nos hemos convertido en un grupo de empresas»

Beatriz Couce

Juan Daza ocupa hoy el cargo de consejero delegado de Elinco, pero dio los primeros pasos en la firma hace décadas como un trabajador más.

­-¿Cuál ha sido la evolución de la empresa?

-Yo empecé con 21 años, cuando era Construcciones Eléctricas del Noroeste y, cuando quebró, los que éramos fijos de empresa, creamos una cooperativa. Después, por la cantidad de trabajo que teníamos y ya que no nos podíamos exceder de un número de trabajadores, nos recomendaron transformarla en sociedad limitada, y así seguimos hasta enero de este año.

-¿Qué pasó entonces?

-Desde enero tenemos un grupo de empresas y además de Elinco, que es la matriz, contamos con Innain, Instalaciones Navales Industriales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un referente en la electricidad de los buques del naval gallego