Del Mar al Plato, los «personal shopper» de los pescados

La compañía viguesa, que abrió hace apenas tres años, cerrará el año con una facturación aproximada de medio millón de euros y cinco profesionales


Redacción / La Voz

Del Mar al Plato es la historia de dos emprendedores soñadores que un día decidieron dejar sus trabajos -Borja Conejero en la banca y Elena Gainzarain en el sector del márketing- para crear un proyecto por cuenta propia. Tenían claro en el 2015, en el arranque de esta historia y sin conocer aún el sector en el que desembarcarían, que había unos principios que caracterizarían su aventura: «La atención y experiencia del cliente, la gestión integral de la empresa y la innovación». Así, dándole vueltas a varias ideas, se dieron cuenta de que, en su ciudad, Vigo, se encontraba el puerto de descarga de pescado más grande de Europa, una plataforma clave para dar forma a su proyecto. Así nació hace tres años Del Mar al Plato, «una empresa de venta de pescado y marisco fresco, seleccionado en las lonjas gallegas y enviado en menos de 24 horas a los domicilios y restaurantes».

La firma cerrará el año con una facturación aproximada de medio millón de euros y cinco profesionales en plantilla. «El producto que tenemos es excelente. Cuando arrancamos sabíamos que el comercio electrónico estaba todavía naciendo y que tenía mucho potencial, y así fue, no hemos parado de crecer en estos años», relata Conejero. Comenzaron vendiendo el pescado que compraban en las lonjas a «conocidos, vecinos y amigos» a través de una web que ha ido evolucionando hasta la plataforma que es hoy: el portal gallego de venta de pescado con más visitas del mercado.

El boca a boca, cuentan los empresarios, fue clave, tanto como los conocimientos que tuvieron que adquirir para introducirse en un sector difícil, pero «de gran potencial». Así, sus días y sus noches cambiaron. Trabajar de noche y dormir de día, adaptarse al ritmo de las lonjas y preparar los pedidos -en la actualidad atienden a más de 1.000 clientes y tienen una media de 50 pedidos al día-, se convirtió en sus rutinas. «No teníamos grandes conocimientos, pero nacimos con vocación comercial y experiencia en márketing y esa fue nuestra llave. Nos complementamos muy bien. Nos gusta decir que somos como los personal shopper pero del pescado, porque muchos clientes lo que quieren es que nosotros mismos los aconsejemos sobre el producto y que escojamos por ellos en base a calidad- precio», añade Borja.

Como la demanda no hacía más que crecer, en el 2017, ya con el canal online bien asentado, decidieron abrir su propia pescadería en Samil. «Comenzamos con un local en el Puerto, pero el año pasado decidimos que debíamos dar un paso más en nuestra experiencia empresarial y atender a las personas físicamente, otra de las cosas que nos gustaba mucho del mundo de la empresa», explican.

El caso es que en menos de tres años Del Mar al Plato se ha convertido en un referente con sus canales web y tienda y han abierto una nueva línea de negocio orientada a los restaurantes. Establecimientos de gran prestigio como Maruja Limón, Otilio Bar o Puro Sushi se encuentran entre sus clientes diarios. Además, envían pescado a otros punto de España. De la lonja de Ribeira se traen «la mejor merluza del pincho de bajura, jurel de anzuelo y sargo. Estamos felices con esta vida; es muy bonito porque hemos conseguido ser libres y trabajar con un producto precioso y lo bueno es que no paramos de crecer», concluye Conejero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Del Mar al Plato, los «personal shopper» de los pescados