Zelnova Zeltia, tres décadas pulverizando el mercado

La filial química de Pharmamar sigue ganando mercado tras casi 30 años imbatible


Vigo / La Voz

Existen millones de bichos de todo tipo y acabar con los más dañinos es el visionario negocio que dio origen hace 76 años, en una oficina de la calle Príncipe de Vigo, al grupo Zeltia, hoy convertido en la multinacional biotecnológica Pharmamar, especializa en medicamentos contra el cáncer.

Hace tres años que la matriz gallega del grupo cambió su sede social a Madrid, pero las raíces siguen bien aferradas en Galicia.

Bajo el paraguas de la potente apuesta por el mercado oncológico penden ahora todas las divisiones del antiguo grupo, entre ellas la química Zelnova, que recientemente ha modificado su denominación social por Zelnova Zeltia, evitando así la extinción de la emblemática marca gallega que se quedó por el camino en junio del 2015, cuando el grupo que preside José María Fernández Sousa Faro decidió apostarlo todo a los anticancerígenos de origen marino.

Los mejores resultados

Zelnova, con instalaciones en O Porriño (Pontevedra), es una empresa productora y comercializadora de productos para la limpieza, higiene, desinfección y desinsectación del hogar, industrias y hostelería. Entre sus marcas más conocidas en el mercado destacan Kill Paff, Baldosinín o Casa Jardín.

Esta filial se constituyó en 1991 y controla el 100 % de la firma Italiana Copyr, con sede en Milán, dedicada a la fabricación y comercialización de productos profesionales, biocidas para la agricultura ecológica y productos para el hogar y jardinería.

Superado el impacto de la caída del consumo durante la crisis económica, las ventas vuelven a acompañar a la firma gallega, que cerró el 2017 con un incremento de la facturación de un 2 % y más de 54 millones de euros de ventas consolidadas, que es la mejor cifra de negocio registrada desde el año 2011.

Este crecimiento se ha apoyado, fundamentalmente, en las líneas de limpieza, insecticidas y cuidado personal, según explican fuentes del grupo.

La compañía, que exporta cerca del 50 % de su producción y cuenta con presencia en 59 países, ha elevado sus ventas en el exterior de forma significativa durante el 2017, mejorando su beneficio de explotación.

Entre los objetivos estratégicos que Zelnova Zeltia se ha fijado para este año se encuentran la potenciación de las principales marcas de la empresa y el crecimiento internacional, apostando especialmente por los mercados europeos.

Del insecticida en aerosol pionero en España al matamosquitos eléctrico

La innovación que siempre ha abanderado el grupo Zeltia es también seña de identidad de esta división que, entre sus hitos, tiene el haber lanzado al mercado el primer insecticida en aerosol fabricado en España y el primero en aerosol con base de agua. Zelnova también ha sido pionera en el desarrollo e introducción en España del primer matamosquitos eléctrico de vaporización controlada que no utiliza pastillas (Kill Paff), así como del primer ambientador eléctrico para el hogar, basado en este mismo sistema.

La empresa química, perteneciente al grupo Pharmamar, ha anunciado que este año apostará por reforzar su compromiso con la sostenibilidad y la innovación, «que ha sido una de las señas de identidad del grupo en los últimos años», dice la compañía.

Así, reconoce que sus nuevas líneas de negocio están orientadas hacia el lanzamiento de productos más ecológicos, elaborados con principios activos naturales y respetuosos con el medio ambiente, una tarea nada sencilla en el sector.

La diversificación, tanto geográfica como de las líneas de negocio, es uno de los retos que la compañía afronta en el presente 2018. «Durante este año, están previstas distintas inversiones en el ciclo productivo para ganar en eficiencia, competitividad y aumento de la producción en fábrica», explica la compañía gallega.

«Seguimos apostando por las filiales rentables, al margen de la oncología»

M. S. D.

Antes de Yondelis, el primer medicamento contra el cáncer de patente española autorizado en el mercado mundial (se vende en 90 países), Pharmamar se llamaba Zeltia, y de su planta química de O Porriño ya salían productos «superventas», como Casa Jardín ZZ, Kill Paff o Hechicera.

En los últimos 10 años han cambiado muchas cosas, menos las señas de identidad de un grupo muy arraigado en Galicia.

«No ha cambiado nada, yo aún sigo diciendo Zeltia y seguimos siendo una compañía gallega. La mejor prueba es que nuestra junta general de accionistas se sigue celebrando en Vigo», afirma el presidente del grupo, José María Fernández Sousa, licenciado en Químicas y doctor en Bioquímica, a la vez que propietario del 11 % de la sociedad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Zelnova Zeltia, tres décadas pulverizando el mercado