«La mentalidad de nuestras empresas es que tienen que ser grandes y eso cuesta»

.

Redacción / La Voz

José Luis Zimmermann lleva su experiencia en la gestión de comercio electrónico de las empresas a la Asociación Española de Economía Digital desde hace una década. Ahora, al frente de la dirección de la entidad, atesora las inquietudes que comparten con el colectivo aquellos que luchan por hacerse un hueco en el mercado del «ya» y el «ahora».

El cambio en las reglas del juego ha hecho que las pymes sean incapaces de competir en el mercado online. Empresas que representan casi el 70 % del e-commerce español. «El principal problema que nos encontramos es que en España estamos en un mercado muy pequeño. Las empresas tienen que pensar más que nunca en global. O tienes un producto muy diferenciado, que vendes tú solo, o tu competencia está a un clic de distancia. Para las pymes es titánico competir en ese sentido. Si no buscas trascender, estás en un problema. La principal dificultad de nuestro comercio digital es que las pymes se mantengan como tal. Tienen que vender fuera».

¿Cómo colocar mi producto si hay miles similares en el gran mercado de Internet? «Sin duda, la mentalidad es que la empresa tiene que ser grande y a la empresa le cuesta crecer. En España tenemos problemas regulatorios. Se intenta igualar a los negocios tradicionales con los digitales y eso es imposible. Hablamos de aspectos como la regulación local o la fiscalidad. Tenemos que competir globalmente y en Europa hay una gran fragmentación». Y no solo eso, las empresas de menor tamaño tienen muchos problemas para destinar recursos a la innovación. «Esto no es solo cuestión de logística, pero sí es cierto que el hecho de poder mover tu producto es fundamental. Es uno de los grandes drivers del crecimiento. Aquellos que han invertido, que han conseguido los mejores partners, que han hecho la mejor estrategia, tienen posibilidades. Yo diría que la logística y los medios de pago son un punto de crecimiento clave y aquel que no esté invirtiendo está cometiendo un error». Pero, ¿cómo puede afrontar estos objetivos una pequeña o mediana empresa? Ahí es donde han aparecido -e incluso transformado su negocio- aquellas compañías que han visto que parte de la necesidad del que vende está en cómo gestionar su stock, cómo transportarlo, en definitiva, cómo responder a la posible demanda que le va a llegar por la red. «Uno de los grandes ejemplos está en los restaurantes. Tú puedes tener un local con cinco mesas, pero si te introduces en la red, de la mano del socio adecuado, tu negocio podría convertirse en el de cinco locales».

A todo esto hay que sumarle la inmediatez que exige el cliente. «Se ha mejorado mucho. Las empresas que ofrecen este servicio se han multiplicado. Para una pyme puede ser complicado entregar en 24 horas, pero puede hacerlo en 3 o 4 días. Antes era muy complicado. Tienes que competir con aquellos para los que el coste de la logística es inferior. De nuevo volvemos a una de las claves: tener el mejor partner. Además, estamos transmitiéndole al cliente que la entrega inmediata es lo normal. La última milla tiene gran impacto. Conceptos como importe mínimo o coste de entrega se están extinguiendo».

«Debemos tener el mejor partner. El importe mínimo o el coste de entrega se están extinguiendo»

Zimmerman considera clave la estrategia logística para que las empresas puedan crecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La mentalidad de nuestras empresas es que tienen que ser grandes y eso cuesta»