Los regalos más riquiños, y 100 % gallegos, se ponen de moda

? Nacieron como una alternativa al impersonal y desfasado suvenir ? El resultado de su trabajo son artículos que enamoran al público gallego, encantado de presumir de sus valores culturales


El talento de los diseñadores gallegos está saltando de la pantalla y el papel a las mesas, paredes o estanterías. Los ilustradores y diseñadores gráficos se están animando a crear sus propios productos. Arte asequible en forma de imanes, tazas, bolsos, mochilas, libretas o láminas que presumen de idiosincrasia gallega. Vai Vai Mr. Can o Punto e Coma, ambas de Ourense, Ultramarinos, en Vigo, o BOH Galicia, desde Vedra, son algunas de las marcas que sorprenden en su apuesta por reivindicar Galicia. Si se han pasado por alguna de esas papelerías, librerías o tiendas de decoración donde valoran lo auténtico y original, seguro que las han visto.

La idea de Daniel Rivera y Rubén González, artífices de Ultramarinos Deseño Galego, surgió tras un viaje a Berlín. «Nos dimos cuenta de que había un nicho de mercado en el campo de los suvenires», recuerda Daniel. Quisieron ir un paso más allá en los recuerdos turísticos, anclados en miniaturas como las de los hórreos o las postales de paisajes y puertos pesqueros, y apostar por una imagen contemporánea en sus «recordos orixinais galegos». En sus chapas y abridores hay lemas como los de: «Nunca choveu que non escampara», «Tacón, punta, tacón» o «Negra sombra que me asombras». El trabajo de manufacturación corre a su cargo y cuentan con distribuidores locales. «Alguna gente ya nos dice que diferencian los artículos de Ultramarinos. Eso es un paso enorme», subraya Daniel.

La sorpresa vino cuando descubrieron quién es su público. «No son los turistas, sino los propios gallegos», subrayan. En una de las tiendas donde venden sus diseños, la viguesa Vaidhe, lo corroboran. «O 70 % dos nosos clientes son de aquí», dice su responsable, Iris Mallafré. «Había un baleiro no mundo da decoración. Estamos a descubrir que aos galegos máis novos tamén lles gusta recoñecerse nela, presumir de expresións propias. Cando veñen mercar, moitas veces para regalar, valoran que sexan produtos feitos aquí», añade Iris. Además de vender, también diseña desde llaveros a tazas. «Ao comezo custaba atopar provedores galegos. En Madrid ou Barcelona saben promocionarse máis nas redes sociais. A medida que nos fomos dando a coñecer, comezaron a chamarnos artesáns galegos cos que xa traballamos», remarca.

CUIDAR LOS PUNTOS DE VENTA

La complicidad de los establecimientos también está siendo clave para Patricia Joga, la diseñadora y cabeza pensante detrás de Vai Vai Mr. Can. «Levo 15 anos cun estudio de deseño gráfico dedicado á parte de branding. Gústanme os proxectos con filosofía, con alma, que é o que máis se demanda hoxe. No 2015 comecei con Vai Vai. Con ela quero rescatar a esencia de Galicia pero para reverenciala, non só para lembrala», define así su firma Patricia.

«Acudimos a talleres de aquí. Son os que nos cosen ou preparan o coiro dos mandís. O papel dos cadernos, por exemplo, cumpre cos certificados de xestión sostible do monte. Faise todo en Galicia. A única excepción son os xabóns, que son portugueses. Van envoltos en panos de seda, como antano», describe.

Asumir todo el proceso de producción es apasionante, «tes que ter paixón por isto», pero la vida de los emprendedores también es intensa: «Traballo duro, 12 ou 14 horas diarias, incluídas fins de semana». Ilustraciones sobre cuadernos, láminas del perfil de las ciudades gallegas, colecciones inspiradas en figuras como María Pita, trabajos en lino o algodón y las ya famosas Maruxiñas en el packaging. «Non é deseñar por deseñar, a cultura hai que sentila, vivila, dignificala. Galicia ten hoxe moito potencial e iso é un orgullo», defiende Patricia. La aceptación, continúa, está siendo buena. «Chaman para facer encargos dende Alemaña ou Nova York. Algúns son emigrantes, outros xente nova que nin coñece Galicia, pero teñen raíces familiares. Hai un vínculo emocional. Cada vez abrimos máis puntos de venda e solicitan os nosos produtos en máis espazos. Procuramos ser selectivos, estar presentes en dúas ou tres tendas por cidade. Teñen que ser lugares que xeren unha empatía», dice Patricia. Desde Ultramarinos tienen la misma impresión. Daniel compagina la actividad con otro trabajo pero Rubén, el diseñador del tándem, ha decidido dejar su empleo para apostar por este proyecto. «El crecimiento en facturación ha sido del 150 % entre el 2016, primer año de actividad, y el 2017. No son cifras desorbitadas, pero confiamos en crecer».

REVOLUCIÓN CREATIVA

Los bolsos que avisan de que «mala herba nunca morre» de BOH Galicia, la colección Rosalía Pioneira, donde Punto e Coma viste a la poetisa de astronauta, o las láminas de ilustradoras como Nuria Díaz y Julia Abalde ganan fans en las redes y clientes en las tiendas. «Non é que o crea, é que o vexo. Hai unha corrente, unha transformación cara a algún sitio, que está a coller forza, apréciase nos mercados de deseño», asegura Patricia Joga, que destaca la calidad de los diseñadores que se reúnen en Artesanía de Galicia. «Hay una eclosión y, al mismo tiempo, una mayor sensibilidad por parte del público. Posiblemente algunas de estas iniciativas no perduren, pero están marcando un cambio», concluye Daniel Rivera. Y eso, recuerda, es lo realmente importante.

REINVENTAR EL SUVENIR. Cuncas, marcapáginas o espejos de bolsillo para reinterpretar la tradición gallega. Eso de I love Galicia ya no gusta, ni vende.

MARUXIÑAS. Son uno de los productos estrella de esta original propuesta que llega de Ourense y busca «reverenciar» los símbolos culturales gallegos

TAZAS CON MENSAJE. En esta tienda de Vigo no solo venden productos made in Galicia sino que también realizan sus propios diseños, donde prima la idiosincrasia de la tierra.

O BERRO DE GUERRA. Ese «boh» que tantas veces se nos escapa de la boca no es para esta marca sinónimo de inacción o pasividad, sino de reivindicación cultural.

REGALOS ORIGINALES. Más allá de la popular y pionera Rei Zentolo, firmas como esta apuestan por las camisetas, bolsos o complementos inspirados en iconos gallegos.

ARTE PARA OBSEQUIAR. Belleza y diseño caracterizan los productos de esta marca. Auténticas «chuladas ideais». Tienen tienda en Ourense y en Carballo.

los creadores. Patricia Joga, en la imagen superior, y Rubén González son los responsables de Vai Vai Mr. Can y Ultramarinos. Productos riquiños que revisitan los iconos gallegos. | m. villar, m. moralejo

Sargadelos enseñó que era posible popularizar el arte con alma gallega. Inspiración para los nuevos creadores

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los regalos más riquiños, y 100 % gallegos, se ponen de moda