«El 2011 fue muy difícil, llegamos a temer que el sector desapareciese»


Redacción / La Voz

No le duelen prendas a la hora de comentar los duros momentos que pasó la compañía en el 2011, un annus horribilis «en el que el tax lease estuvo a punto de tumbar el sector y que, a nosotros, nos perjudicó de una manera muy drástica». Víctor López echa la vista atrás tranquilo porque en la actualidad su compañía, que tiene carga de trabajo contratada por más de 20 millones de euros, se encuentra en una situación económica que dista mucho de la de aquella época. «Ahora lo que queremos es seguir creciendo en Europa. Nos interesa tener más peso fuera que en el mercado español».

-Han conseguido retomar las cifras de la época precrisis. Pero asegura que lo pasaron muy mal.

-Ahora sí. Hace siete años vivimos momentos muy duros. Yo formo parte de la tercera generación de esta empresa y nunca nos había pasado que una cantidad tan grande de astilleros entrara en concurso de acreedores. Por suerte, eso es pasado.

-¿Cómo han conseguido diferenciarse de la competencia?

-Fundamentalmente con nuestra solvencia técnica, con el servicio de llave en mano y con el boca a boca entre armadores, que nos resulta imprescindible porque ahora la competencia es global, con países de toda Europa.

-¿Continúa la mujer teniendo un papel secundario en este sector?

-En nuestro caso, en el área de gestión hay mucha presencia femenina, pero es cierto que en la parte de montaje los puestos los siguen ocupando, en su mayoría, hombres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«El 2011 fue muy difícil, llegamos a temer que el sector desapareciese»