Eurolaton o cómo diversificar para sobrevivir a una crisis

Tras la muerte de su fundador, la firma se reinventó Hoy fabrican manillas de diseño para grandes hoteles


Vilagarcía / La Voz

Eurolaton es de esas empresas que ha conseguido reinventarse para seguir adelante. Para adecuarse a los nuevos mercados que deja una crisis económica, para superar la muerte de su fundador y para salir de un concurso de acreedores. Por todo eso ha pasado esta firma, ubicada en la localidad de Caldas, en los últimos años. Y de todo ello ha conseguido salir reforzada. El secreto, explica su gerente Enrique Villaverde, está en haber buscado la diversificación y un nuevo mercado en el que se valoraran las fortalezas de la empresa: ser puntera en tecnología y contar con mano de obra cualificada. Hoy fabrican desde los herrajes que se están colocando en los hoteles Marriot de México hasta implantes dentales. Y están pensando ya en dar el paso a las prótesis maxilofaciales.

Villaverde y tres trabajadores se hicieron cargo de la firma, junto con el grupo familiar Santamaría, cuando tuvo lugar el concurso de acreedores. Entonces, Eurolaton era un gigante con una fábrica en China y centros de distribución en Alemania, República Checa y Argentina. Si la empresa se marchó al continente asiático para deslocalizar la producción, hoy está haciendo exactamente lo contrario. «En China non podemos facer pezas coa calidade que facemos aquí, nin coa mesma rapidez», explica Villaverde.

un cambio de estrategia

Desde el principio, los nuevos socios de la empresa tuvieron claro que se hacía preciso un cambio de estrategia. «O ferraxe é un sector moi ligado á construción e nos vimos afectados de cheo, o mercado baixou moito», añade. A ello hay que sumarle la irrupción de las grandes cadenas en el mercado, que contribuyeron a estandarizar el producto y a pelearse por el precio. Eurolaton no quiso entrar ahí y, poco a poco, fue buscando nuevos espacios. «Orientámonos a clientes que buscaran máis a exclusividade, coma os grandes estudos de arquitectura», explica. A ellos les ofrecen la posibilidad de diseñarles productos en exclusiva o la de, simplemente, confeccionar sus diseños a medida. Suyos son los herrajes que aparecen en los hoteles Marriot de México y también han realizado una oferta para confeccionar los que se instalarán en los cruceros Ritz, que está construyendo Barreras, y otra para un edificio diseñado por Norman Foster. «Esta xente o que busca é exclusividade e iso non llo poden dar en China. Hai moi pouca xente que ofreza o mesmo ca nós», concluye Villaverde.

Manillas a medida, tornillos para implantes y prótesis maxilofaciales

En su búsqueda de nuevos mercados, Eurolaton se ha encontrado con que sus productos encajaban perfectamente en otros sectores muy alejados del de la construcción. El industrial fue el primero en el que la firma se metió de lleno, elaborando desde piezas para automoción hasta tornillos y tuercas para aerogeneradores. Su siguiente paso fue más atrevido, hacia el sector dental y del instrumental médico. Hace casi dos años entraron en contacto con una empresa de Sarria y, actualmente, «xa somos un provedor moi importante para eles. Todo o desenvolvemento de produto novo o fan en colaboración con nós», cuenta Villaverde.

«Sempre destacamos pola vocación internacional, temos esa cultura de estar habituados aos cambios, a traballar con especificacións diferentes», relata el gerente. Quizás por ello se adaptaron a las necesidades del sector dental «con grande rapidez e sen demasiados traumas», añade. No fue fácil. Sus máquinas pasaron de producir piezas con un diámetro de 30 milímetros a otras con solo dos. «É unha mecanización de moita precisión, o nivel de acabado non pode ter magulladura e cada peza vai revisada unha a unha cun microscopio electrónico», asegura. El cambio fue importante, añade Villaverde, pero ha merecido la pena. Ahora ya están solicitando los permisos y certificaciones para poder elaborar prótesis maxilofaciales.

«Queríamos un mercado excelente, que lle dese valor á calidade»

M. A.

Nestes últimos anos, Eurolaton conseguiu reinventarse. O proceso non foi sinxelo, recoñece o seu xerente. Porque foi preciso adquirir nova maquinaria, adaptar a que xa existía e manterse en evolución constante. De feito, na fábrica de Caldas estanse facendo agora algunhas reformas para poder dar cabida a novos produtos.

­-Sempre tiveron claro que tiñan que cambiar a súa liña de negocio.

-Dende o inicio prantexamos a necesidade de diversificar a produción, de buscar outros mercados e outras liñas de negocio diferentes á ferraxe. Coma fabricantes tiñamos a capacidade produtiva, porque sempre tivemos máquinas de última xeración, e persoal moi cualificado. Por iso tiñamos que buscar algún sector que valorase esas fortalezas. Queríamos un mercado máis excelente, que lle dese valor á calidade do produto.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Eurolaton o cómo diversificar para sobrevivir a una crisis