«Veremos más innovación en 5 años que en toda la historia»

Dicen los analistas que es el secreto detrás de Orange; el ejecutivo que ha logrado situar a la compañía como la segunda teleco en importancia en España por volumen de clientes y beneficios. Esta semana visitó Galicia para entrevistarse con el presidente de la Xunta, dar cuenta del programa Escolas Conectadas y presentar un plan de inversión que prevé llegar a 70.000 nuevos hogares a lo largo del año que viene


Redacción / La Voz

Laurent Paillassot (París, 1965) es uno de los ejecutivos del momento. Sus logros le han valido un sillón en el comité ejecutivo y el nombramiento como consejero delegado adjunto del grupo, puesto que compatibiliza con la máxima dirección de la empresa en España. De trato afable, ingeniero de Caminos que forjó su carrera en el universo bancario, Paillassot es un ejecutivo poco ortodoxo. No tiene despacho. Una decisión esta que nació de su firme voluntad por modificar la forma de vivir la empresa. «El año pasado dimos el paso de transformar todos los espacios de trabajo para tener un entorno flexible e impulsar el teletrabajo; el 60 % de nuestros empleados están haciendolo ya. Trabajamos en una mesa juntos y esto transforma la vida interna de la compañía. Todas las empresas de software nacieron así, pero en Europa las grandes empresas están empezando a asumir este cambio».

-En el 2017 Orange resultó adjudicataria del proyecto Escolas Conectadas de la Xunta para dotar de Internet de alta velocidad a casi un millar de centros educativos. ¿Han concluido ya el despliegue?

-Estamos concluyendo. El total de colegios es 820 y hemos entregado ya cerca de 800, nos quedan algunos por el tema de permisos, pero estamos finalizándolo. Ha sido un trabajo de 15 meses y estamos muy contentos.

-¿Qué hace Orange exactamente en este proyecto?

-Lo hacemos todo. Garantizar una capacidad de conectividad fija de 500 megas simétricos y también una cobertura de 4G y wifi. Damos toda la infraestructura y conectividad.

-Orange también anunció el año pasado inversiones muy cuantiosas para impulsar redes de fibra óptica y de 4G. Se proponían llegar a cerca de medio millón de hogares y empresas gallegas. ¿Lo han conseguido?

-Sí, lo estamos consiguiendo. El año que viene tenemos el objetivo de llegar a unos 70.000 hogares más. Estamos invirtiendo mucho en nuevas redes; lo estamos haciendo en toda España de verdad porque solo este año vamos a llegar a 2,3 millones de hogares más. Tenemos la segunda huella de fibra óptica en España y en Europa. Y en 4G, nuestra cobertura en Galicia es del 96,4, es una de las mejores del país. Somos el operador en España que más invierte en relación a sus ingresos, dedicamos el 21 % de nuestros ingresos a construir infraestructura, tanto 4G como fibra.

-Entiendo que esta es una apuesta arriesgada porque les obliga a invertir más que su competencia, pero con miras al futuro, ¿no?

-Sí, pensemos que solo el año pasado, el volumen de tráfico de datos creció un 70 %, y la mayor parte de la subida es consumo de vídeo. Los nuevos servicios necesitarán cada vez más ancho de banda: 4K, 8K, realidad virtual... Esos son los servicios del futuro que se construyen ahora, y por eso nuestra estrategia pasa por invertir en redes. El 5G va a suponer un cambio de paradigma y el control de las redes frente a los OTTs [los operadores que proveen a través de Internet pero carecen de redes, por ejemplo, Skype] nos permitirá ofrecer muchos más servicios, también seguridad, un elemento importante. En el último World Mobile Congress hicimos una prueba de conectividad con nuestra red en tiempo real y alcanzamos 25 gigas. El año pasado hicimos 10 gigas y hace dos un giga.

-Porque estándares como 8K van a necesitar ancho de banda...

-Claro, pero también la realidad virtual, estas tecnologías necesitan una capacidad brutal, tanto en móvil como en fijo. Así que lo que debemos hacer es mejorar la calidad de toda nuestra infraestructura, ya sea fibra, 4G o wifi, porque es parte de la experiencia del cliente.

-Orange se ha convertido en la segunda teleco de España con usted al frente de la filial. ¿A qué atribuiría este éxito? ¿Han sido más agresivos que su competencia o simplemente han hecho mejor su trabajo?

-Hemos logrado hacer la integración de Jazztel con bastante éxito y eso supuso un cambio de paradigma para nosotros porque hasta hace años éramos solo un operador de móvill y ahora ya somos el segundo operador con una oferta de convergencia. La apuesta además por desarrollar infraestructura, tener la complicidad del grupo para invertir en esta fibra, ha sido clave para nuestro desarrollo. Y también nos ayuda ser el único operador con una oferta multimarca (tenemos a Jazztel, Orange, Simyo, Amena...), lo que nos da también capacidad de salir al mercado y ofrecer aquello que buscan los distintos segmentos del mercado. Otro elemento importante es nuestra apuesta por la convergencia, por ese nuevo hogar que comparte datos, con multicine... Nos parece el futuro. Mañana no te vas a preocupar de tener 10 tarjetas, hay que ofrecer un entorno de conectividad para el hogar. En el éxito de Orange, por tanto, confluyen varios factores: la apuesta por la inversión, una ejecución comercial brutal...

-España le tiene fe a los móviles. Hay de hecho más teléfonos que ciudadanos. Cualquiera podría pensar que el mercado está ya demasiado maduro.

-Hay mucho recorrido. Si coges el 4G, por ejemplo, solo lo tienen 9,3 millones de los 16 millones de clientes que tenemos, nos queda el 40 %. Y la calidad de uso entre un cliente con 3G y otro con 4G cambia radicalmente, porque la navegación es totalmente distinta.

-Se ha propuesto convertir Orange en el primer operador que desembarca en el mundo de la banca móvil en España, algo que ya han experimentado en Francia. ¿No teme que se le enfaden los grandes bancos?

-[Risas] Vivimos en un mundo de coopetición. Hay mucha competencia y también mucha cooperación. Nosotros colaboramos con otros operadores y también con Google, con quien competimos. Las aseguradoras quieren ser bancos, los bancos aseguradoras... Lo que realmente importa es ocupar una posición legítima desde el punto de vista del cliente. Todos competimos para tener una mayor satisfacción del cliente.

-Entiendo que el principio del que parten es que quien tiene el cliente, tiene el negocio.

-Sí pero estamos hablando en esta diversificación de servicio que queremos hacer de una nueva generación. Una generación que nunca ha pisado una oficina bancaria. Ha nacido ya con el móvil y está habituado a pagar o hacer una transferencia de forma digital. Nosotros no vamos a ser la banca privada.

-Usted dirige una teleco a las puertas de lo que los economistas han bautizado como cuarta revolución industrial. ¿Cómo divisa el mundo que conocemos en 10 años?

-Nos acercamos a un mundo en el que todo estará conectado, especialmente cuando llegue el 5G. Es un mundo de oportunidades. El 5G será una revolución, porque en el pasado, con 2G o 3G, era muy sencillo para los operadores: desarrollabas capacidad y buscabas clientes. Con el 5G todo será muy distinto porque construiremos con nuestros clientes la solución adaptada para cada uno de ellos. No es sencillo de explicar porque nos enfrentamos a un mundo de nuevos servicios que tendremos que desarrollar con nuestros clientes.

-A mediados del siglo pasado, la ley de Moore pronosticó una mejora brutal de la capacidad de los procesadores año tras año, ¿Con la velocidad de Internet va a pasar lo mismo?

-Si miras las posibilidades del 5G, hablamos de factores de multiplicación de 100. El potencial de transformación es brutal: en el pasado teníamos lo microprocesadores, pero ahora tenemos el procesador multiplicado por conectividad y multiplicado por inteligencia artificial. Probablemente vamos a asistir a una innovación mucho mayor en los próximos cinco años que en toda la historia de la humanidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Veremos más innovación en 5 años que en toda la historia»