«Con 100 euros se puede entrar en un fondo de inversión»

Desmiente que no haya oportunidades en el mercado para que los pequeños ahorradores encuentren rentabilidad para su dinero en un entorno de tipos históricamente bajos y pronostica que no habrá cambios relevantes en la política monetaria europea, pese a que ya vuelve a haber inflación


Redacción / La Voz

Javier Monjardín estuvo esta semana en Vigo para analizar con inversores las oportunidades y los riesgos que se presentan en el mercado ante el fin de la política de estímulos del Banco Central Europeo, que ha recortado el plan de compra de deuda aunque, según el análisis de Tressis, está lejos aún de subir los tipos.

-Llevamos años en un entorno de tipos bajos y escasa rentabilidad para las inversiones. Ahora, además, vuelve a haber inflación y el ahorro ya se devalúa en el banco, ¿cómo ve el futuro?

-Es cierto que la inflación ha vuelto, pero todavía a unos niveles muy bajos. Estamos hablando del 1,3 % en Europa, lejos del objetivo del 2 % del Banco Central Europeo. Nosotros no vemos que vaya a haber un fuerte repunte de la inflación, sino que vamos a estar en valores muy similares a los actuales.

-Aunque el IPC esté solo en el 1 %, los depósitos solo rentan un 0,1 o un 0,2 %, el dinero está perdiendo valor. Hace uno o dos años, no se daba esa situación...

-Efectivamente, en los depósitos no hay atractivo. En este entorno de tipos históricamente bajos, los perfiles conservadores son los que menos alternativas tienen, tendrían que asumir algo más de riesgo. El primer paso sería mirar hacia la renta fija, pero hay que ser selectivos, porque en algunos casos los posibles retornos no compensan el riesgo que se asume. Por eso no recomendamos invertir en deuda pública de países desarrollados con larga duración. Al final, los fondos de inversión son los vehículos óptimos para el ahorrador, por su fiscalidad, por la diversificación y por la profesionalidad en la gestión.

-¿Qué rentabilidades podemos conseguir?

-Tampoco pensemos en unos retornos estupendos, van a ser bastante limitados, podrían rondar el 1 % si salen las cosas bien. Hay otros activos donde hay más valor, como los bonos flotantes norteamericanos, donde te puedes poner casi en el 4 %.

-Pero hablamos ya de alternativas de inversión para grandes patrimonios, no para el pequeño ahorrador...

-No tienen por qué ser grandes patrimonios. Con 100 euros se puede entrar en un fondo de inversión.

-¿Prevén algún cambio en la política monetaria en Europa?

-En el corto plazo, no vemos grandes cambios. Hemos tenido uno, que es la reducción a la mitad de las compras de deuda del Banco Central Europeo. Es cierto que es un primer cambio en la política monetaria, pero debemos tener en cuenta que el BCE va a reinvertir los vencimientos de este año, hablamos de 137.000 millones de euros. Si atendemos a los datos de inflación, nos encontramos lejos del objetivo y no tenemos presiones salariales, y hay que añadir la caída del euro frente al dólar. Con estos factores no vemos cambios sustanciales en la política monetaria en Europa.

-¿Cuándo podemos entonces esperar una subida de tipos?

-Este año no la vemos.

-¿El año que viene, coincidiendo con el relevo en la presidencia del BCE?

-Sí, más adentrado el año que viene, aunque no ligado a la presidencia del BCE, que eso habrá que ver cómo evoluciona...

-La retirada de los estímulos, ¿puede suponer un riesgo para el crecimiento?

-No debería haber un impacto en el crecimiento, como se ha podido ver en el caso de Estados Unidos, donde ha habido ya varias subidas del tipo de interés, que está ya en el 1,5 %, y se ha empezado a reducir el balance de la Reserva Federal y no ha habido impacto en el crecimiento. Es cierto que el mandato del BCE es bastante estricto en cuanto a la estabilidad de precios, pero no pensamos que vaya a dar un paso que pueda ser perjudicial para el crecimiento. Si cambia la política monetaria será porque la salud de la economía europea lo permite.

-¿Qué perspectivas tienen para España? Se hablaba de una ralentización este año...

-El año pasado España creció más de lo que se preveía, y esperamos que continuemos con un crecimiento saludable en este 2018. Pero nos encontramos con la incertidumbre política, por la situación que se está viviendo en Cataluña, que podría llegar a drenar unas cuantas décimas al PIB. Pero no prevemos una caída importante, los datos que se han ido publicando este año y los indicadores adelantados de actividad muestran un crecimiento sólido.

-El mercado inmobiliario está emergiendo como alternativa de inversión, sobre todo por la rentabilidad del alquiler. ¿Hay riesgo de que se sobrecaliente de nuevo el sector?

-Lo vemos como otra alternativa de inversión, pero la articulamos de una forma diferente. No hacemos inversión directa en el sector, sino que la vehiculamos a través de fondos que invierten en compañías inmobiliarias cotizadas, lo que son aquí las socimis. Este tipo de inversión es muy atractiva, sobre todo las que están centradas en los alquileres, porque dan cierta protección frente a la inflación. Si tenemos una subida de los precios, el alquiler va referenciado al IPC y se revisan las rentas.

-¿Cómo ha cambiado estos años la actitud de los inversores?

-El perfil del inversor en España ha sido siempre conservador, de por sí, sobre todo comparado con otros países europeos. Lo que demandan ahora es más información, y eso es básico. Tampoco quieren productos muy complejos, de lo que se trata es de que sepa dónde está poniendo su dinero y qué riesgos está asumiendo. Lo que no puede ser es que el inversor esté mal perfilado en lo relativo al nivel de riesgo, porque en cuanto haya algún momento de volatilidad va a sufrir.

-El año pasado se habló mucho del riesgo político para la economía, ¿se ha disipado?

-Se ha relajado mucho. El año pasado se hablaba de la política como un factor desestabilizador, porque había elecciones en Francia y en Alemania, pero las cosas han ido saliendo a favor de los mercados, podríamos decir, se ha frenado el auge del populismo. Pero este año tenemos elecciones en Italia, la situación en Cataluña y nunca nos debemos olvidar del brexit, del que no se habla y parece que no existe, pero las negociaciones continúan y hay que estar atentos para ver cómo evolucionan.

Monjardín analizó con inversores en Vigo la situación del mercado. | XOáN CARLOS GIL

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Con 100 euros se puede entrar en un fondo de inversión»