Una empresa de artesanos que apuesta por la tecnología

María Cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

Angel Manso

Con 30 años recién cumplidos, Ardentia surgió comode unas piezas hechas en Galicia Pueden verse en series como «Serramoura» o «Viradeira»

18 feb 2018 . Actualizado a las 05:02 h.

En el capítulo de Serramoura del pasado miércoles, la sargento Neira -interpretada por la actriz Lucía Regueiro- llevaba unos pequeños pendientes de plata que emulaban hojas de papel dobladas. Las piezas pertenecen a la colección Origami de Ardentia, una empresa levantada en el polígono coruñés de Bergondo hace ya treinta años. Justo este año están de cumpleaños. También son la prueba de que el esfuerzo continuado, apoyado ahora en la innovación que ofrece la tecnología 3D, es capaz de lanzar un proyecto ideado por un autodidacta hasta lo más alto del sector en Galicia. Porque Ardentia, como explican desde la compañía, «es una de las pocas empresas de joyería que tienen el calificativo de Galicia Calidade». Todo el proceso, desde el diseño al acabado, se hace en Bergondo. Son puro talento gallego.

La aventura empezó cuando Luis González -actual gerente y diseñador- cursaba lo que entonces era COU. «Había un rastro en A Coruña e iba a veces. Veía lo que hacían en cuero y metal. Empecé a hacer alguna cosa. En un año estaba viviendo de eso. Pero desde el primer momento tenía claro que quería crear una empresa que fuera competitiva». Además de leer libros, tuvo un gran maestro que le enseñó todo lo que hay que saber del arte de hacer piezas de joyería artesana. Fue el orfebre de Santiago Jesús Vázquez. Más de un 90 % de sus productos usan como material principal la plata.

El taller que Luis abrió en Bergondo acabó convirtiéndose rápidamente en «nuestro taller». Porque todos los que trabajan forman un equipo en el cada uno es parte fundamental de ese motor que ha llevado las piezas que salen de sus manos a más de veinte países. «Hay trabajadores que llevan veinte años en la empresa», dice.