Tolemias, el Netflix de los conciertos

La productora viguesa Casa de Tolos acaba de lanzar una plataforma que por 6 euros al mes da acceso a más de mil horas de música en vivo en «streaming», de todos los estilos, de todas partes del mundo. Trabajan ya con Warner y están a punto de cerrar acuerdos con Sony y Universal

.

Redacción / La Voz

«Videoclips, no», se apresura a dejar claro Segundo Grandío cuando se le pregunta qué tipo de contenido va a encontrarse el usuario una vez que, despachado el registro, comience a bucear en el catálogo de Tolemias. El productor musical suelta una carcajada, y a continuación explica: «Es que son ficción; en los videoclips hay que actuar y cantar en playback, y los músicos no sabemos hablar ni somos buenos actores. Sabemos tocar». Recurre a la primera persona del plural porque antes de estar en el backstage, antes de ponerse a los mandos, formaba parte del show: durante 14 años fue bajista de Siniestro Total; a él le debemos, entre otros, el mítico tema Camino de la cama.

Acabó dejando la banda, pero no la música. Ya en 1999, tres años antes de despedirse, el vigués había empujado el horizonte y puesto a andar en una finca de una pequeña parroquia de Gondomar un estudio de grabación al que llamó Casa de Tolos y por el que han pasado, en estos últimos 20 años, todo tipo de artistas gallegos -Berrogüeto, Os Diplomáticos de Monte Alto, Luar na Lubre, Novedades Carminha...- y destacados nombres del panorama nacional -Lori Meyers, Cristina Rosenvinge, Coque Malla...-. Hace un par de meses, amplió miras de nuevo. Su nuevo proyecto, desembalado a mediados de diciembre, llevaba gestándose en la sombra desde que en el 2012 R le propuso a su casa de locos llevar toda la fuerza del directo a los hogares de los clientes de su televisión digital. En Mañufe se pusieron manos a la obra, produciendo para la operadora gallega hasta seis conciertos al mes. Y cuando se dieron cuenta, tenían en sus archivos cientos de horas de música en directo sin aprovechar.

«Fue en ese momento cuando vimos la necesidad de desarrollar nuestra propia plataforma y, de este modo, ampliar territorios». Tenían todos los ingredientes: contenidos, medios para producir más, conocimientos, capital relacional y un plan, poner en marcha un Netflix de actuaciones en vivo. «Nos faltaba la pasta para desarrollar la herramienta y, sobre todo, conseguir subir a nuestro barco a grandes productoras como Warner Music», detalla Grandío. El enfoque llamó al dinero, que llegó de la mano de la aceleradora Vía Galicia. Y no fueron los únicos en comprar la idea: «Tuvimos la suerte de encontrar casi por casualidad a unos inversores a los que el proyecto les gustó mucho desde el primer momento -cuenta el productor-. Se trata de los compostelanos MestreLab, una empresa de software que trabaja en todo el mundo y que enseguida entró a formar parte del accionariado». «Ellos nos darán además soporte para la internacionalización», añade. Porque Tolemias sueña grande, ya tiene incluso el itinerario trazado: lo primero será consolidar su marca en el mercado nacional; después, salir al exterior, empezando por México y el Reino Unido, puertas principales del mercado anglosajón y del latinoamericano.

Es la suya una startup que además de atractiva -el usuario puede ver, vivir y repasar desde el salón de su casa los conciertos de sus grupos favoritos, aquí y en la Conchinchina-, es muy potente: es multiplataforma (funciona en web y en dispositivos móviles con sistemas operativos iOS y Android), ofrece más de mil horas de música en vivo en alta calidad -ahora mismo Full HD, pronto 4K- y da visibilidad a bandas locales y emergentes. Lo hace a través de concursos de talentos en los que todos salen beneficiados: premian a los ganadores con la producción de conciertos que, directamente, pasan a engordar su catálogo, su punto más fuerte, su músculo, al ser a la vez generadores y distribuidores de contenidos.

«Añadimos cada día una actuación nueva, 30 al mes, nuestra intención es llegar a producir 150 al año -estima el de Vigo-. Actualmente, en la plataforma hay contenidos sobre todo de Casa de Tolos y de Warner, que aporta grandes mainstream como los de Coldplay, Madonna, Blur, Bowie... y de artistas nacionales de máxima tracción, como Bosé, Alborán, Alejandro Sanz, Calamaro..., pero en breve cerraremos acuerdos con las otras dos multinacionales, Universal y Sony».

Tres planes de suscriptor

El usuario de Tolemias tiene para escoger tres planes de suscripción, que van desde los 5,99 a los 11,99 euros al mes, en función de la calidad de la imagen y del número de dispositivos. Y los artistas, ¿qué ganan al estar? Beneficios, basados en visionados. Pero también visibilidad y calidad. Todos sus contenidos están muy mimados. Tanto de audio como de vídeo. «Al artista le gusta verse y, sobre todo, sonar muy bien».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Tolemias, el Netflix de los conciertos