La presencia de mujeres en las carreras técnicas cae un 12 % en Galicia

Europa va a demandar cientos de miles de titulados para los empleos TIC; ante la creciente caída de alumnas, las profesionales del sector salen del anonimato para inspirar vocaciones

.

Redacción / La Voz

Las profesionales del mundo de las tecnologías y la comunicación han decidido tomar cartas en el asunto. Es cierto que siguen siendo un grupo reducido, pero ahora reclaman ser más visibles. Dar la cara, mostrar su trabajo, las posibilidades laborales que se les presentan. Todo lo que sea necesario para invertir una tendencia de la que alerta hasta la ODCE. Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, pero lo cierto es que las chicas que se animan a estudiar una carrera relacionada con las ciencias, la tecnología, la ingeniería o las matemáticas están en número rojos. En Galicia, solo el 24,5 % del total de alumnos matriculados en titulaciones técnicas, las conocidas por el acrónimo Stem, son mujeres. Lo más preocupante para las profesionales actuales es que cuando ellas estudiaban esta proporción era mayor. En el curso 2005/2006, el 36,4 % eran chicas.

El estereotipo friki

Si se analiza el caso de titulaciones concretas como Ingeniería Informática, esta cifra aún es más dramática: solo un 12 %. «Cuando yo estudiaba éramos sobre un 25 % las chicas en clase», destaca Susana Ladra. Esta profesora de la facultad coruñesa es una de las impulsoras de la Asociación de Mulleres Investigadoras e Tecnólogas de Galicia. «Es necesario transmitir a la sociedad lo que hace un ingeniero informático. Yo siempre lo explico de una forma muy simple: entender los problemas de las personas y diseñar sistemas complejos capaces de solucionárselos. ¿Quién no querría dedicarse a ello? Y son necesarias muchas habilidades sociales, en contra del estereotipo friki que siempre nos persigue. Tenemos que ser capaces de hablar con gente muy diversa, entender sus necesidades y trabajar en equipo. Es una profesión fascinante, útil para la sociedad y protagonista en primera persona de todos los cambios que se avecinan», subraya la informática.

Publicitarse mejor. Ahí puede estar uno de los secretos. «Necesitamos series nas que os informáticos sexan guapos», dice con ironía, pero no del todo en broma, Nieves R. Brisaboa, doctora en Computación y psicóloga. Trabaja para el Cesga, el Centro de Supercomputación de Galicia. Está involucrada en iniciativas como ICT-Go-Girls!, destinada a los institutos. Un proyecto europeo que busca acercar las TIC a las más pequeñas. «A fase crítica comeza en realidade antes da secundaria. É a finais da primaria. As rapazas teñen unha predisposición a querer dedicarse a profesións nas que sintan que van aportar un beneficio á sociedade. Se sabemos isto, en vez de limitarnos a xogar con robots, podemos ensinarlles o que pode conseguir un brazo robótico. A aportación, non só a diversión do cacharriño».

El trabajo del futuro

En esta línea también trabaja Carmen F. Morante, decana de Ciencias da Educación en la USC. «Hay una visión social sobre esas profesiones que no ayuda: un sector muy cerrado en sí mismo, aislado, de poca dimensión social. Esto choca con lo que es la cultura y el perfil femenino, más práctico y volcado a la aportación de cosas». Por eso, defiende que hay que esforzarse en darle protagonismo a las mujeres que ya lideran o trabajan en proyectos de éxito. «Es el nicho laboral que será clave en el futuro. La UE lanzó una proyección social en la que habla de cientos de miles de puestos de trabajo en las telecomunicaciones. Se puede crear una brecha laboral inmensa. Las mujeres no van a estar ahí donde tienen más posibilidades de encontrar un trabajo».

¿Vocaciones de mujer?

La comunidad femenina gallega ha comenzado a tomar partido con grupos como GalsTech, del que forma parte la influencer de Google Ana Cidre. «Sabemos que existen muchas vocaciones entre esas niñas y queremos conseguir que las persigan. Lo veo cuando voy a los colegios. No podemos permitirnos el lujo de perder ese talento femenino», concluye la docente de la UDC Susana Ladra. 

«En Bélgica las únicas mujeres de la carrera éramos erasmus»

M. Méndez
.

Es una de las responsables, la única chica de los cuatro fundadores, de una de las startups más premiadas dentro y fuera de Galicia. Su sistema de localización para interiores, algo así como un GPS para edificios, se utiliza en medio planeta. Cristina estudió informática y se doctoró en robótica. Cuando se marchó por el Erasmus pudo comprobar que la minoría que suponen las mujeres en las formaciones técnicas no es solo cosa de nuestra comunidad. «Es un problema mundial. En Bélgica las únicas dos mujeres de la carrera éramos las erasmus». Cuando la llamamos para la entrevista está de gira en uno de los eventos en los que tiene que participar con su empresa, surgida del ámbito universitario y con sede en Santiago.

Seguir leyendo

«Non podemos ser só usuarias, temos que crear tecnoloxía»

M. Méndez
.

«Os reis trouxéronme un Spectrum cando era pequena, e iso que non llo pedira!». Así, con una confusión quien sabe si deliberada o no por sus padres, comenzó la historia de Luz Castro con el mundo de la programación. Le cogió el gusto porque en el instituto eligió informática como optativa. «Durante moitos anos vendéusenos a idea de que as máquinas non son para nós. É moi difícil romper con esa inercia», asegura.

Es una de las pocas CEO con las que cuenta una empresa tecnológica en Galicia. También en España y Europa. Aunque con el despegue de las startup deslumbran cada vez más mujeres liderando proyectos, siguen siendo una pequeña parte del universo de las TIC. «Cando eu comecei, alá polos 90, seríamos un 10 % de alumnas nas aulas de informática». Después de un repunte natural, 20 años más tarde la proporción ha vuelto a unos valores similares a aquella década. «Co cambio de denominación da carreira, que pasou de chamarse Licenciatura a Enxeñería, a matrícula de mulleres en informática diminuíu. Só polo cambio de nome, o plan de estudos é o mesmo. É un indicativo de que a sociedade segue a pensar que as enxeñerías son cousa de homes». En Imaxin, una compañía compostelana dedicada a la traducción automática, servicios de localización de software, desarrollo tecnológico y multimedia, coordina el equipo de desarrollo de aplicaciones y comparte con otros tres socios la dirección. «Estamos ante un problema cultural e educativo», subraya.

Seguir leyendo

«Hoxe aínda me preguntan: 'pero ti es a administradora da rede?'»

M. Méndez
.

Montse Ponte trabaja en el departamento de Desarrollo de Dinahosting, como su nombre indica, una compañía que se dedica al alojamiento web. Aquí se encarga de la programación y gestión del área de dominios. Puede sonar muy complicado, pero Montse persevera: «La materia más odiada siguen siendo las matemáticas, ¡con lo chulas que son!».

Desde que comenzó la carrera en el año 94 fue consciente de que iba a formar parte de una minoría: «Estudié informática en A Coruña. Yo no tenía referentes en el mundo de la ingeniería en casa, pero sí tenía a mi madre. Siempre nos enseñó a mí y a mis hermanas que teníamos las mismas capacidades que cualquiera».

Seguir leyendo

Seis mujeres que han roto el techo de cristal de la Ciencia

Dpa
.Emmanuelle Charpentiery Jennifer Doudna
Emmanuelle Charpentiery Jennifer Doudna

El porcentaje de mujeres investigadoras no llega al 30 % en todo el mundo, según cifras de la ONU. Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El porcentaje de mujeres investigadoras no llega al 30 por ciento en todo el mundo, según cifras de la ONU, y muchas de ellas tienen problemas para acceder a puestos de responsabilidad. Con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra este 11 de febrero, dpa destaca a seis científicas que han conseguido romper ese techo de cristal.

Fabiola Gianotti, preimra directora general del Cern

.Fabiola Gianotti, directora del CERN
Fabiola Gianotti, directora del CERN

Trabajar en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) de Ginebra es un sueño para muchos físicos. La italiana Fabiola Gianotti, especializada en física experimental de partículas, alcanzó esa meta en 1994. A partir de 2009 fue portavoz del experimento que confirmó la existencia del bosón de Higgs, la última partícula elemental por constatar. En 2011, el diario británico «The Guardian» la incluyó entre las «100 mujeres más inspiradoras» y en 2013 la revista «Forbes» puso su nombre en su lista de mujeres más influyentes del mundo. Tres años después fue nombrada directora general del CERN, un puesto que nunca antes había ocupado una mujer.

Seguir leyendo

Votación
21 votos
Comentarios

La presencia de mujeres en las carreras técnicas cae un 12 % en Galicia