Inditex se refuerza, H&M baja y emerge la japonesa Uniqlo

Su gran competidor, H&M, reconoce que su negocio evoluciona de una forma «decepcionante», por el escaso tirón de las tiendas físicas. La japonesa Uniqlo, asentada ya en el tercer puesto, surge como la mayor amenaza a medio plazo


Aún falta más de un mes hasta que Pablo Isla destape uno de los secretos mejor guardados de Inditex: cuánto subieron las ventas y el beneficio de la multinacional gallega en el ejercicio fiscal 2017 (que en su caso abarca desde el 1 de febrero de ese año al 31 de enero de este). Pero, aun sin cifras oficiales, hay algo que está claro. El grupo fundado por Amancio Ortega mantendrá el liderazgo del sector textil mundial, ya que no hay rival que amenace su trono.

Su principal competidor, la cadena sueca H&M, presentó esta semana sus resultados anuales, en los que los analistas solo encontraron un dato positivo: el incremento de las ventas, que repuntaron un 4 %, hasta los 200.004 millones de coronas suecas (unos 20.450 millones de euros al cambio). Una subida que se explica por la fuerte expansión de la red comercial -cerró noviembre, último mes de su año fiscal, con 4.739 establecimientos, 388 más que doce meses antes-, aunque para ello tuvo que sacrificar el beneficio, que cayó un 13 %, hasta los 1.655 millones.

Al consejero delegado de la empresa, Karl-Johan Persson, no le dolieron prendas en reconocer, en sus comentarios sobre las cuentas anuales, que la evolución del negocio en los último meses ha sido «decepcionante», por las dificultades que están encontrando para adaptarse al nuevo modelo de ventas en el sector. Mientras Inditex parece haber encontrado un buen equilibrio entre el canal físico y el on-line, logrando que ambos actúen de manera complementaria -la integración multicanal a la que Isla alude en todos sus discursos-, el primer directivo de la cadena sueca asume que aún no han dado con la tecla.

«Nuestras ventas on-line y las nuevas marcas han tenido unbuen comportamiento», destacó Persson, que contrapuso ese buen comportamiento de los nuevos canales con la «debilidad» mostrada por las tiendas físicas, «donde los cambios en los hábitos del comportamiento del consumidor se están notando con más fuerza, ya que la afluencia de clientes se ha reducido por el aumento de la ventas a través de Internet».

En ese escenario, el consejero delegado de H&M asume que el reto pasa por «acelerar la transformación» y para ello la receta que han diseñado incluye la optimización de la red de tiendas -manteniendo un alto ritmo de aperturas pero también prescindiendo de aquellas con peores cifras de ventas-, mejorar la oferta de producto, revisando la cadena de suministro para asegurar una rápida rotación de la mercancía en los puntos de venta, y diversificar el grupo. Para ello lanzarán una nueva cadena, Afound, una especie de tienda de descuento en la que no solo contarán con productos propios, sino también de otras marcas populares en Suecia, que es donde se testará este nuevo modelo de negocio.

Uniqlo pisa fuerte

Y es que H&M necesita acelerar si quiere mantener su posición en el mercado. Porque la japonesa Uniqlo aparece ya por el retrovisor como una seria amenaza, tras adelantar a la estadounidense Gap. Aunque la distancia en ventas es considerable -el grupo nipón cerró su último ejercicio, el pasado mes de agosto, con una facturación cercana a los 13.800 millones de euros- la tendencia de ambos grupos es bien distinta. Mientras el grupo sueco recorta beneficios, Uniqlo consiguió más que duplicarlos en solo un año y se ha marcado un ambicioso objetivo: aumentar sus ventas un 70 % de aquí al 2021. Para ello, ha decidido plantar cara a sus competidores en su propia casa, con un plan de aperturas en Europa que le ha llevado a inaugurar sus primeras tiendas en España y Suecia. En bolsa, la matriz de la marca japonesa ha dado el sorpasso, superando en capitalización a H&M.

Pero de momento la pujanza de Uniqlo solo amenaza la segunda plaza de la cadena sueca, pero no inquieta el liderazgo de Inditex, que cuenta con un amplio colchón sobre sus competidores. A falta de contabilizar las ventas de los meses de noviembre, diciembre y enero (la temporada alta del textil, por la campaña navideña y las rebajas), la empresa con sede en Arteixo había facturado ya 17.963 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio 2017, un 10 % más que en el mismo período del año anterior, mientras que el beneficio repuntó un 6 %, hasta los 2.341 millones.

El grupo fundado por Amancio Ortega mantendrá el liderazgo en el sector textil porque no hay nadie que amenace su trono | marcos míguez

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Inditex se refuerza, H&M baja y emerge la japonesa Uniqlo