Un buzón que revolucionará la forma de recibir paquetes

MERCADOS

Oscar Vazquez

Tres vigueses inventan unas cajas inteligentes que permiten la recepción de bultos sin que haya nadie en casa. Se calcula que las empresas de logística pierden 30 millones al año a causa de las entregas fallidas

29 ene 2018 . Actualizado a las 19:09 h.

Son los buzones del futuro. Los casilleros más tradicionales darán paso en los próximos años a otras opciones que ampliarán considerablemente las posibilidades de recepción de correo. Y viendo el cambio que está experimentando la forma de consumo de los ciudadanos, la mutación es todo un acierto. En una sociedad cada vez más habituada a realizar sus compras a través de Internet y a recibir los bienes y servicios en cajas de cartón a la puerta de casa, tres gallegos decidieron poner solución a uno de los problemas que más protagonismo empieza a cobrar: el de la recepción fallida de paquetes.

Andrés Bustelo, Toño Fraga y Javier Nogueira son los responsables de Send2Me, un buzón revolucionario que puede cambiar por completo la industria de la logística de paquetería. Su prototipo de buzón inteligente permite recibir pedidos sin necesidad de estar en casa. Send2Me funciona a través de un sistema de claves de un solo uso que se gestionan a través de una aplicación para el móvil. Una vez realizado el pedido, el usuario tiene que introducir el código personal que tiene su buzón junto con su nombre en el formulario de envío que encontramos de manera habitual en las páginas web. La tecnología de estos tres gallegos genera en ese momento una clave de un solo uso que el mensajero debe introducir en el buzón para que la compuerta se abra. Una vez depositada la mercancía y cerrada la puerta del casillero inteligente, se genera una firma electrónica y un aviso en el móvil del cliente.

Toda esta sencilla tecnología lo que supone es en realidad la inmensa comodidad de no tener que estar en casa para recibir un pedido. «¿Cuánto vale hoy en día una hora de nuestro tiempo? Si cada vez que nos llega un paquete y no estamos en casa tenemos que desplazarnos hasta la central de la logística a buscarlo, estás perdiendo dinero por el desplazamiento, pero sobre todo estás perdiendo tiempo, y hoy en día es oro», resume Toño Fraga, uno de los artífices de un invento que está empezando a instalar proyectos piloto en algunos hogares para probar sus resultados y demostrar la viabilidad de un producto que podría revolucionar todo el sistema. Porque Send2Me no solo ofrece solución para la recepción de pedidos, sino también para la devolución de productos que ya no queremos. El proceso funciona de igual manera, pero a la inversa. La app genera un código único de recepción para que el mensajero recoja el pedido aunque el cliente no se encuentre en casa.