Tornillos antivibratorios que van desde Betanzos a Australia


Redacción / La Voz

Hay algo que resulta fundamental para construir las fragatas que el Ministerio de Defensa de Australia encargó a Navantia. Son unos tornillos que están recubiertos de goma para evitar las vibraciones. Ese pequeño, pero fundamental, componente viaja desde Betanzos hasta la otra parte del planeta. Lo hace porque es una de las múltiples piezas que fabrica Manufacturas del Caucho JPD, una empresa que nació en 1960 ligada al sector naval y, luego, con el paso del tiempo empezó a fabricar para el sector industrial en general. Ahora ese barco lo pilota Iván Pérez, la tercera generación de una familia que desde hace más de cincuenta años realiza artículos de goma a la medida de lo que demanda el cliente. La especialización es su arma fundamental para poder adaptarse a una demanda tan peculiar. Porque en su factoría, ubicada junto a la Nacional VI, hacen también partes de máquinas fundamentales para el sector agrícola, la minería... «Imagina que una empresa trabaja con una máquina alemana que tiene veinte años. Un día se le estropea una parte, pero a lo mejor ya no hay el recambio en el mercado. Pues podemos hacerlo», explica Iván. Este año, dice, «hemos hecho muchas estrellas para las máquinas deshojadoras de maíz, rodillos de goma...» Además, hacen retenes para los ejes de cola, cojinetes para arbotante, membranas, manguitos de goma, rodillos para las empresas de tableros para que puedan transportar la madera... Incluso, añade también, «por mediación de otra empresa de electricidad realizamos el vulcanizado de caucho de las guirnaldas del alumbrado de gala de fragatas, como fue el del buque escuela peruano La Unión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Tornillos antivibratorios que van desde Betanzos a Australia