Donde emerge el futuro

La Diputación de Pontevedra pone en marcha en el polígono de Barro un innovador espacio de «coworking» que en su primera edición apoyará a veinte emprendedores de la provincia


Redacción / La Voz

Un espacio para forjar el futuro. Un lugar llamado a dar cobijo a todo ese talento que salpica la provincia. Con esta vocación veía la luz hace unos días la primera edición del coworking de Barro-Meis, una iniciativa impulsada por la Diputación de Pontevedra en colaboración con la Escuela de Organización Industrial (EOI) cuyo fin no es otro que dar salida a proyectos empresariales valiosos y pioneros en espacios gratuitos cedidos al amparo de este programa.

El potencial de este espacio de coworking se verá amplificado por la puesta en marcha, también en el polígono industrial de Barro, de Depo FabLab, un pionero y original laboratorio de fabricación digital pensado para la mejora y modernización del tejido empresarial de la provincia. Esta herramienta permitirá a los emprendedores disponer de modernos equipos de producción digital y circuitos integrados (impresoras y escáneres 3D, kits de Arduino...) para construir sus prototipos y hacer realidad sus ideas, una valiosa carta de presentación a la hora de presentarse en el mercado.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ponía en valor durante la presentación de ambas iniciativas su enorme potencial, así como la vocación de servicio público con la que nacen: «Este coworking é un lugar extraordinario que fala do que somos: un territorio cheo de innovación, vangarda, emprendemento, talento e capacidade para construír futuro».

Esta primera edición del espacio coworking reunirá a una veintena de emprendedores de muy distintos ámbitos (ver tabla adjunta), que durante cinco meses tendrán acceso de forma gratuita a servicios de gran calidad: asesoramiento y tutorización por parte de los técnicos de la institución provincial, salas de formación y reuniones, wifi... Además, al cabo de este período, las empresas participantes podrán solicitar acomodo en el vivero de empresas del polígono industrial de Barro para poder continuar con su actividad.

El programa impulsado por la Diputación y la EOI ha supuesto una inversión de 800.000 euros y parte inicialmente con cinco ediciones ya confirmadas, la primera de las cuales arrancó hace solo unos días. En palabras de Carmela Silva, se trata de «proxectos extraordinarios que agardo se convirtan pronto en grandes empresas que poidan xenerar empregos e referenciarnos economicamente».

Paralelamente, la iniciativa conjunta activará una serie de acciones formativas (hasta 25 están ya planificadas) que se prolongarán hasta marzo del año que viene y que reforzarán los conocimientos de los emprendedores participantes en esta primera edición del coworking. Los talleres se dividen en grandes grupos temáticos que, de alguna forma, tratan de contribuir a la evolución de la empresa en cada una de sus fases: consolidación y validación de modelo de negocio; habilidades y herramientas del emprendedor; materias específicas y despegue del proyecto empresarial; laboratorio de fabricación digital y sesiones grupales.

Así, cada una de estas fases constan de distintos talleres: creatividad, conocimiento del cliente, diseño y gestión de equipos, competencias emprendedoras, branding, análisis de decisiones, márketing digital, digitalización en 3D, Arduino... Un amplio abanico de temáticas que, en síntesis, representan algo así como un gran máster formativo que habrá de reforzar las competencias de los futuros emprendedores en la aventura que acaban de iniciar.

El apoyo del vivero

El tercer pilar de este círculo virtuoso edificado por la Diputación es el vivero de empresas del polígono de Barro-Meis, que en la actualidad cuenta con 24 oficinas, 16 de las cuales están hoy ocupadas. Los emprendedores que lo estimen oportuno podrán solicitar cobijo en estas instalaciones una vez concluya su estancia en el coworking, lo que representa en el fondo una garantía de estabilidad de cara al futuro.

Un futuro en el que la institución provincial ha dibujado nuevos desafíos. Así, el diputado responsable de Cooperación, David Regades, se felicitaba en el acto de presentación del espacio por la colaboración entre instituciones sellada para darle vida y deseaba abiertamente «que este centro de emprendemento sexa o primeiro doutros moitos que haberá que impulsar na provincia de Pontevedra».

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, destacó el potencial del espacio en el acto de presentación. | emilio moldes

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Donde emerge el futuro