«En vendimia nada puede esperar»

.

Vilagarcía / La Voz

Patricia Presas empezó en el mundo del vino como temporera. Cuando todavía era estudiante, «siempre iba a vendimiar, porque te podías sacar un dinero extra y, además, era muy divertido», relata. Ahora, como enóloga de la empresa Tecnología Enológica, se pasa el mes de septiembre recorriendo las cinco denominaciones de Galicia para ayudar a varias bodegas con la elaboración de los primeros vinos. «Todas las analíticas que hacemos no tienen espera, nada puede esperar», explica. Así que se pasan el día recogiendo muestras, de una bodega a otra, para saber si la uva está madura o si hay que corregir la acidez. A pesar de ese caos, «es un momento muy chulo». En su laboratorio tampoco son suficientes para sacar adelante todo el trabajo que se genera en esta época del año. «Siempre acabamos contratando a gente, por lo menos para la recogida de las analíticas», afirma.

rías baixas.

5.550 profesionales vendimiaron el pasado año 33 millones de kilos.

Bodegas.

La producción la comercializan un total de 184 industrias.

valor económico.

Se calcula que esta denominación de origen genera un volumen de negocio que supera los 113 millones de euros.

Votación
0 votos
Comentarios

«En vendimia nada puede esperar»