Galictio crece en España tras replegar su aventura exterior

Los primeros pasos de la firma naronesa fueron en Brasil y Uruguay; presta servicios auxiliares al naval, eólica marina y plantas industriales


Ferrol / La Voz

La empresa naronesa Galictio recorrió a la inversa el camino por el que transitaron muchas industrias gallegas. Nació en el 2010 formada por cuatro firmas de la comarca ferrolana con el objetivo de desarrollar proyectos navales en Brasil y Uruguay, pero después de conseguir distintos encargos en estos países, este año inició su repliegue del exterior y está plenamente centrada en su expansión en el territorio nacional.

Tras registrar cambios en su accionariado -ahora la firma pertenece al 55 % al empresario ferrolano Isidro Silveira, mientras que otros nueve socios se reparten el resto del capital-, la compañía mantiene en los últimos años un crecimiento consolidado, tanto en cuanto a su volumen de negocio como a su plantilla. Está especializada en el suministro de todo tipo de servicios auxiliares para la industria, a excepción de los eléctricos, como el andamiaje, la limpieza, el aislamiento y la pintura, entre otros.

Aunque trabaja estrechamente con los astilleros de Navantia en la ría ferrolana, Galictio ha ido diversificando su actividad y adentrándose en distintos mercados. Entre ellos, el de la eólica marina, que se ha convertido en uno de los puntales de su negocio. De hecho, la compañía ha participado en todos los contratos que han logrado Navantia y Windar Renovables en el sector de la eólica off-shore, y que han sido o están siendo ejecutados en el astillero de Fene.

En este mercado, Galictio ha llevado a cabo algunas obras singulares, como el diseño, la construcción y la instalación del mayor andamio autoportante -es decir, que se sustenta solo por sí mismo- del país. Su equipo de ingeniería ha desarrollado además otro proyecto destacado, como el diseño de un andamio móvil de gran volumen para el trabajo en el interior de los monopiles del proyecto Hywind para Statoil.

«Hemos realizado una gran inversión en este sector, comprando 1.500 toneladas de andamios», explica Isidro Silveira, quien también destaca la adquisición de un camión cisterna que le permite realizar limpiezas industriales de todo tipo, entre ellas en tanques y sentinas de barcos o en depósitos para plantas de biodiésel.

Además de captar obras -fundamentalmente navales- en todo el norte de España, también ha ido consiguiendo cuota de mercado en el centro del país, fundamentalmente ligadas al sector energético, en plantas eléctricas y de biomasa.

En Reganosa, la regasificadora de la ría ferrolana, acaba de culminar un trabajo de saneamiento y pintado de un gasoducto.

facturación

Su crecimiento continuado le ha llevado a pasar de facturar un millón de euros en el 2015 a tres millones, solo un ejercicio después. Si las previsiones que maneja su propietario no fallan, este año ascenderá a cinco millones.

Igualmente, su plantilla, formada actualmente por unas 85 personas, rebasará en breve las cien, ya que su participación en la obra de construcción de 42 jackets -cimentaciones sobre las que van enclavadas los aerogeneradores en los parques en alta mar- requerirá de la inmediata incorporación de más personal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galictio crece en España tras replegar su aventura exterior