Fotovoltaicas sobre las ciénagas

La energética lusa EDP prueba con éxito, en un pantano a 15 kilómetros de Xinzo de Limia, una de placas

.

Portugal se ha situado a la cabeza de la innovación energética mundial, con un proyecto pionero instalado por EDP, en la hermosa presa del Alto do Rabagão ( Montalegre) a 15 kilómetros de Xinzo de Limia, en la región de Trás-os-Montes, entre el Parque Nacional de Peneda-Gerês y Vidago. Se trata de la primera plataforma fotovoltaica e hídrica fluctuante de Europa, que se instaló, en noviembre del 2016, en el pantano que tiene las condiciones más difíciles del país y en un entorno idílico en el que «a pesar de haber colocado los paneles, en medio y medio del embalse, no se produce desequilibrio o contaminación paisajística alguna», declara a La Voz el presidente de EDP Producción y administrador de la empresa Rui Teixeira, en una visita en barco a la plataforma. «Los paneles están amarrados con un sistema pionero que no produce daños ni en la ciénaga, ni en sus especies vegetales y marinas», continua Teixeira. Para el administrador de la eléctrica «lo importante es que, en sus siete meses de funcionamiento, hemos cumplido al 100 % nuestro acuerdo con las autoridades municipales y forestales para preservar el entorno y evitar cualquier tipo de contaminación, no solo en la albufera del Alto de Rabagão, sino en el bello paisaje de las aldeas que la rodean», termina.

condiciones extremas

EDP ha escogido la albufera del Alto do Rabagão y no cualquier otra de España o Portugal por sus condiciones climáticas extremas. «Teníamos claro que si funcionaba aquí con éxito, como está ocurriendo, lo haría en cualquier otra presa hidráulica de la Península Ibérica, Brasil o de Europa, que tenga bastante exposición solar», afirma Miguel Patena, responsable del proyecto y de la dirección de Ingeniería y de Innovación de EDP Producción. «En esta región de Trás-os-Montes, y concretamente aquí en Montalegre», dice Patena, «en invierno hace mucho frío, nieva bastante y en verano el calor es intenso; suele hacer bastante viento y además, dentro del pantano hay olas de entre un metro y metro y medio», explica.

Los datos del proyecto

La presa del Alto do Rabagão, se construyó en 1964, ocupa una extensión de 2.200 hectáreas, tiene una profundidad máxima de 60 metros, aunque la plataforma fotovoltaica flutuante ocupa tan solo 2.500 metros cuadrados. El responsable del proyecto precisa que «no queremos superar en ningún proyecto el 6 % de la superficie total de los pantanos para que no producir desequilibrios ecológicos».

La plataforma ha costado 450.000 euros y trabajan permanentemente cinco técnicos de la compañía, coordinados por Miguel Patena. El proyecto piloto continuará hasta noviembre de este año. Si sigue dando resultados tan positivos, como estos meses, 160 megawatios de energía, de noviembre a junio, mucho más de lo que se esperaba inicialmente, EDP seleccionará otras presas hidráulicas de Portugal, España o Brasil para instalar dispositivos similares.

Miguel Patena declara que «es evidente que las especies vegetales y los peces siguen su ritmo natural a pesar del soporte marino; prueba de ello es la gran cantidad de crías de peces que se instalan entre los huecos libres de la plataforma». Por último, resalta que otro aspecto importante es que «disponemos de un sistema de sujeción único, por ser fluctuante, que no daña el fondo ni transforma la visión paisajística».

Votación
4 votos
Comentarios

Fotovoltaicas sobre las ciénagas