Las lagunas europeas del I+D+i

Cristina Porteiro
Cristina Porteiro BRUSELAS / LA VOZ

MERCADOS

El rendimiento de la inversión en investigación de los países comunitarios es cinco veces inferior al de China; Bruselas está lejos de cumplir los objetivos marcados en este ámbito

26 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Hoy es presidente del Parlamento Europeo, pero cuando Antonio Tajani ocupaba la cartera de Industria en la Comisión Europea manifestó su deseo de ser recordado como «el comisario que lideró la cuarta revolución industrial» en la UE. Nada menos. Han pasado casi cuatro años desde que el italiano confesó a puerta cerrada su ambición. El sueño no se ha cumplido. Es más, los europeos nos quedamos cada vez más rezagados en la carrera por la robótica, el big data y la inteligencia artificial. 

«A escala mundial la UE sigue siendo menos innovadora que Corea del Sur, Estados Unidos y Japón», concluye el último informe europeo sobre innovación. Y no solo eso. La UE tampoco es capaz de sacar provecho a sus hallazgos: «China va acortando distancias con una tasa de rendimiento cinco veces superior a la de la UE», alerta.

A pesar de haber sido pioneros en desarrollar en el pasado sistemas de navegación, televisión de alta definición o el mp3, la crisis ha cercenado el dinamismo de la industria en Europa. La trayectoria se torció en el 2012, y alcanzó niveles alarmantes en el 2014-15, cuando 17 países de la UE registraron cifras negativas en el crecimiento del rendimiento en innovación. El proceso de convergencia entre las economías más avanzadas y las más rezagadas «parece que se ha detenido», advierte la Comisión Europea, desde donde se están redoblando los esfuerzos para estrechar la colaboración entre los centros de desarrollo tecnológico y las empresas. En resumen, trasladar los proyectos a la economía real aportando el mayor valor añadido posible. El equipo de Jean Claude Juncker está inquieto. Se ha marcado como objetivo invertir hasta un 3 % del PIB en I+D+i a más tardar en el 2020. A tres años de que venza la fecha, la UE no es capaz de rebasar el 2 % ni con el programa Horizonte 2020 ni con el Plan Juncker ni con los fondos estructurales.