«Las mujeres en Teleco en los 80 éramos casi pioneras»

De las 35 empresas presentes en el Ibex, 29 confían en los servicios y soluciones de comunicaciones de British Telecom; Marisa Estévez es directiva de la compañía y una gran defensora del valor de las mujeres


Vigo / La Voz

Tras más de 25 años en España, British Telecom es ya un referente en el sector de las comunicaciones que cuenta con clientes en 180 países. Una de sus directivas es la pontevedresa Marisa Estévez, gran defensora del valor de las mujeres, que en la dirección de BT representan un 30 %.

-Una mujer ingeniera no era lo habitual cuando comenzó.

-Aunque soy de Pontevedra, siempre me he sentido de todas partes porque creo en la globalización. Así que me fui a Madrid a estudiar aunque entonces Teleco comenzaba en Vigo, porque quería hacerlo en la capital. La verdad es que éramos muy pocas, casi ni profesoras. Las mujeres en Teleco en los 80 éramos casi pioneras. Empecé en los 90 a trabajar. Aunque fue una época de crisis, empezaba justo el auge de las empresas «.com». Comencé con un trabajo de consultora en H&P, y de ahí pasé a DHL, de transporte internacional, puesto que hay mucha tecnología detrás de las comunicaciones.

-Y finalmente llegó a una empresa de telecomunicaciones.

-La verdad es que me fui porque tenía ganas de cambiar y dicen que hay que probar una firma del sector, siendo teleco. Es una compañía con presencia mundial y yo me encargo del área de desarrollo con clientes multinacionales. Hacemos propuestas para grandes empresas de tipo internacional o nacional. Montamos equipos para proyectos y ayudamos a las firmas a hacer realidad sus proyectos.

-¿Cuántos trabajadores forman British Telecom?

-Somos cerca de mil empleados en el mundo y tenemos presencia en casi todos los países; jugamos un papel muy importante en la transformación digital.

-Entre sus clientes están 29 de las 35 empresas del Ibex35.

-Es porque las ayudamos a replantearse todo, a aproximarse a los mercados. Ahora mismo es un sector con grandes posibilidades, la realidad cambia porque el propio cliente lo demanda. Trabajamos con grandes compañías pero al final el que manda es el ciudadano. En cuatro años, por ejemplo, desde la explosión de los teléfonos inteligentes, todo ha cambiado. Un artilugio en tu mando te permite todas las interacciones. Además de las grandes firmas, también trabajamos con clientes que no están en el Ibex porque cotizan en otros mercados, y con entidades públicas. Por supuesto de todos los sectores: construcción, banca, administración...

-Una de las mayores preocupaciones actuales es la seguridad.

-La seguridad desde el punto de vista cibernético es una de las principales preocupaciones, como todos los mecanismos que implican su acceso por clave. Creo que desaparecerán. Las medidas biométricas desaparecerán, como las cerraduras convencionales, que se abrirán por móvil. Al final tu identidad será la entrada, tu huella, tu pupila o similar. A nivel empresarial la seguridad tienes que saber preverla y contraatacarla, pero creo que en el futuro las empresas se dividirán entre las que han sufrido un ataque y las que lo van a sufrir. Nosotros tenemos laboratorios y hacemos avances en este aspecto. Es algo que está pasando, hace no mucho con Amazon, lo importante es saber actuar, avisar y contrarrestar.

Marisa Estévez mantuvo siempre su trayectoria profesional vinculada a las grandes multinacionales. | cedida

«Tal vez en el año 2050 aprendas los distintos idiomas instalándotelos en el cerebro»

Apasionada por la geopolítica y geoeconomía, esta empresaria no duda en ver la tecnología como una mano amiga para empresas y cambios. «La empresa digital del siglo XXI tiene que entender que la tecnología es un facilitador, pero que el éxito depende de otros muchos factores. Construir negocios capaces de adaptarse a los cambios y que sean ágiles en esta adaptación será la clave», explica con confianza esta pontevedresa, muy concienciada sobre el papel de la mujer en el mundo empresarial.

-Además de su papel en BT también es miembro de Ejecon.

-En la asociación de ejecutivas y consejeras creemos en la tremenda capacidad de gestión e influencia que tienen las mujeres y queremos impulsar un cambio en la cultura empresarial de nuestro país, buscando la igualdad de oportunidades y la defensa del talento sin género de ejecutivas y líderes. La plena incorporación de la mujer en el mundo laboral, representando el 40 % de la fuerza laboral mundial, supondría un incremento del 26 % del PIB mundial.

-Si las empresas no se adaptan a los nuevos tiempos ¿desaparecerán?

-El 2020 está ahí y se dice que las compañías se dividirán entre los grandes depredadores, como Amazon, los que se están transformando y los grandes dinosaurios. Si no viven en el mundo digital la única salida será la desaparición. En el 2008 había más objetos conectados a Internet que personas, a día de hoy hay unos 5.000 millones y en el 2020 alcanzará o incluso superará la asombrosa cantidad de 50.000 millones. Las tendencias actuales pasan por el Big Data, la inteligencia artificial y el gran reto en el campo de la ciberseguridad. Muchas veces pienso que me da pena no estar en el año 2050 para ver todo lo que podrá suceder. Tal vez en el 2050 aprendas los distintos idiomas instalándotelos en el cerebro y Facebook ya sepa lo que piensas cuando te vayas a conectar.

-¿No da un poco de miedo?

-Cuando se inventó la máquina de vapor se echaban las manos a la cabeza también. Puede que los robots hagan mucho trabajo pero la creatividad nos quedará a nosotros. El mundo será de los que quieran innovar. Es muy importante esa labor de ser creativo y querer estar ahí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Las mujeres en Teleco en los 80 éramos casi pioneras»