«La regulación es buena para ordenar, pero no para limitar oportunidades»

Alcanzar el liderazgo de la industria de la consultoría en riesgos y capital humano de Aon en Oriente Medio es el cometido que la compañía le ha encargado al gallego Eduardo Dávila


Redacción / La Voz

La empresa británica proveedora de servicios de gestión de riesgo, seguros y gestión de reaseguros, recursos humanos y consultoría ha depositado en Eduardo Dávila el cometido de incorporar a su ya extensa cartera de negocio países del área además de Bahrein, Omán, Qatar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (Dubai y Abu Dhabi), en donde ya opera. Y para la compañía nadie lo puede hacer mejor que Dávila. Al menos así lo reconocía recientemente el consejero delegado de la compañía a nivel mundial, Greg Case. Aon dispone de 500 oficinas en los 120 países en los que opera, con un negocio de 11.700 millones de dólares (10.975 millones de euros). Dávila está casado con una gallega, es padre de tres hijos y un gran aficionado al hockey sobre patines y al golf, que practica cada vez que regresa a su tierra.

-¿Qué representa Aon en el contexto mundial?

-Somos la mayor consultora global de gestión de riesgos y broker de seguros del mundo. Refleja una historia del pasado, pero tenemos que pensar en lo que hemos de hacer para seguir siendo la empresa escogida por nuestros clientes, en cómo les podemos ayudar a resolver las contingencias que afectan a sus negocios. Nos hemos gastado mucho dinero en el patrocinio del Manchester United para que nos conocieran como marca y ahora debemos hacer un esfuerzo para que se sepa a qué nos dedicamos.

-¿Qué balance hace tras la salida de la crisis?

-El sector asegurador ha demostrado una gran solidez y gestión eficaz. Fortalecimos nuestros balances y hemos sido prudentes en la toma de determinadas decisiones. Creo que el sector va por delante del ciclo económico.

-¿Su experiencia en España y Portugal servirá a Aon como trampolín para penetrar en Oriente Medio?

-Si no fuese consejero delegado de Aon en España y Portugal ni siquiera hubiese accedido como candidato a esta nueva responsabilidad en Oriente Medio. Es un área del mundo donde ya estamos en siete países y tenemos un negocio sólido y creciente. ¿El reto? Crecer y crear riqueza.

-Un mercado diferente al occidental...

-Es fundamental crear confianza antes que el negocio. Establecer una relación antes que la transacción.

-¿Cómo ha evolucionado el mundo de la consultoría en los últimos tiempos?

-Ha pasado por unos años difíciles por un mal entendimiento del valor que podía aportar a las estrategias de las compañías. Se ha gestionado con un criterio quizás demasiado financiero a corto plazo, tomando decisiones de presente, poco estratégicas, que nos hubieran posicionado mejor en el futuro. Las empresas que han invertido, que se han dejado ayudar, recogerán el fruto de ese esfuerzo, sin duda.

-El nuevo escenario internacional parece predecir un cambio en la manera de entender las relaciones comerciales, ¿cómo afectará a las empresas?

-No creo que el nuevo escenario afecte de una manera drástica al mapa de relaciones actuales y si lo hiciese el libre comercio buscará vías para eso, para ser libre. La regulación es buena para ordenar el tráfico, pero no para limitar oportunidades de crecimiento ni poner barreras a la innovación. Las necesidades de los clientes son globales y nuestras soluciones para servirles también lo deben ser.

-Si retorna el proteccionismo a los mercados, obligará a emprender cambios en las estrategias empresariales y financieras, ¿cómo les afectará en las relaciones con las empresas?

-Aon tiene actualmente presencia en todo el mundo con unas relaciones locales muy potentes. Hemos creado una compañía que tiene 14.000 millones de facturación en sus 29 años de trayectoria. Tenemos la flexibilidad suficiente para seguir sirviendo los intereses del cliente y adaptarnos a los diferentes momentos del mercado y políticas que los regulan.

Eduardo Dávila se incoporó a la compañía británica en el 2012

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La regulación es buena para ordenar, pero no para limitar oportunidades»