Cincuenta años creciendo en Galicia y buscando mercados

Torre de Núñez ha logrado incrementar su facturación un 10 % de forma continuada desde el año 2010; exporta a 17 países, entre ellos Japón, donde tiene una cuota de mercado de más del 20 %


Lugo / La Voz

Los lucenses José Manuel Núñez y Asunción Torre empezaron en el año 1966 a comprar jamones y embutidos en la zona rural, procedentes de matanzas domiciliarias. Los vendían en puestos de los principales mercados de Santander, Bilbao, Gijón, Valladolid o Barcelona y los distribuían con una flota de 30 camiones. Cincuenta años después, sus hijos ya han tomado el relevo en Torre de Núñez, una compañía del sector cárnico que factura 25 millones, tiene un centenar de empleados y vende el 10 % de su producción en 17 países. En Japón, donde entró de la mano de un importador que introdujo los productos de la marca lucense en la principal cadena de supermercados del país, es el principal proveedor de jamón, con una cuota de mercado de entre el 20 y el 25 %.

Torre de Núñez cuenta con tres centros de producción de sus diferentes líneas de productos, elaborados con carne de cerdo de la raza Duroc. Los que tienen una mejor salida fuera de la comunidad autónoma, que representan las ventas de la mitad de la producción, son los jamones gallegos de corte redondo, sin pata, que según el gerente de Torre de Núñez, José Manuel Núñez, están recuperando su prestigio en el mercado, y los chorizos.

En O Corgo, municipio de origen de la familia, funcionan el secadero de jamones, con capacidad para 450.000 piezas, y la planta de enlonchado, que es la más reciente, de la que salen entre siete y ocho millones de sobres al año. La demanda de este tipo de productos, denominados envasados de libre servicio, en continuo crecimiento con el tipo de sociedad, obligó a la empresa familiar a reestructurar el negocio. Los loncheados representan actualmente el 18 % de la producción en una empresa que desde el año 2000 ha mantenido un crecimiento sostenido del 10 %. Entonces, facturaba 1,2 millones.

Torre de Núñez, que elabora embutidos en la planta de Conturiz, donde gestiona también un hotel, acaba de sacar al mercado dos nuevos productos, vinculados a una línea de alimentos que el gerente definió como «de tendencia saludable», por sus componentes. Uno de ellos es una salchicha, que elaboran con el mismo magro que el chorizo y que embuten en tripa natural. El otro, un jamón cocido bajo en grasa y con menos contenido en sal. Ambos están en la fase de introducción en el mercado, a la espera, según Núñez, «de un balance de resultados».

La empresa lucense produce una amplia gama de embutidos de alta calidad. | pradero

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cincuenta años creciendo en Galicia y buscando mercados