El transporte que viene a partir del próximo año

Ingenieros y profesionales preparan un servicio de calidad que beneficie principalmente al medio rural


Redacción / La Voz

Las necesidades de la población y la realidad demográfica del siglo XXI no se corresponden con la configuración del servicio de transporte interurbano actual, que se creó mayoritariamente en la primera mitad del siglo pasado. La Xunta es consciente de ello, así que aprovechando la inminente caducidad del régimen de concesiones establecido hace decenios, va a iniciar la planificación de la reordenación de todos los servicios de transporte de pasajeros de Galicia.

¿Y ahora, qué? Según fuentes de la Consellería de Infraestruturas, «é imprescindible acometer unha análise en profundidade da realidade actual para poder realizar unha nova planificación deste sistema de transportes». Este estudio, según informan, tendrá que ser realizado, además de por ingenieros con experiencia en la planificación del transporte, «por expertos coñecedores en profundidade da realidade xeográfica e social da comunidade». Un estudio de Galicia, realizado en Galicia y para Galicia: ese es el paradigma.

Para garantizar los servicios a las zonas menos pobladas de la comunidad es imprescindible aprovechar las sinergias existentes -el autobús escolar, por ejemplo-, teniendo en cuenta medios de transporte -aquí se incluirían microbuses y taxis- y la demanda. Los autobuses vacíos circulando por las carreteras no son rentables, más bien todo lo contrario.

Así, la conclusión de la Consellería de Infraestruturas es que en la planificación de este nuevo mapa de servicios hay que determinar: rutas regulares de prestación continua para las zonas en las que existe una demanda regular y rutas regulares previamente establecidas, que solo prestarían un servicio en los días u horarios que exista esa necesidad.

La inversión del Gobierno autónomo para reformular la configuración del servicio de transporte interurbano será de 2,5 millones de euros. Esta cantidad, que será cofinanciada con fondos del programa operativo Feder 2014-2020, «vai supoñer unha auténtica transformación do mapa de servicios en territorios que teñen un gran número de núcleos de poboación dispersos, xa que garantirá a máxima cobertura nas zonas rurais da comunidade», explican desde Infraestruturas.

El mapa de servicios contará con seis ejes que se han delimitado atendiendo a las zonas que presentan características específicas en cuanto a los núcleos de población. De esta forma, a partir de agosto del próximo año -fecha en la que algunos contratistas dejarán de prestar el servicio actual-, además de determinarse rutas regulares de prestación continua, «deberase concretar un novo sistema de reserva do servizo, para levar o transporte a onde faga falta e á hora que faga falta mediante unha reserva feita con anterioridade».

Este plan dividirá Galicia en seis ejes, atendiendo a características específicas | r. l.

Votación
0 votos
Comentarios

El transporte que viene a partir del próximo año