La gallega Silman, un escaparate versátil de «roadshow»

La compañía está especializada en márketing no convencional desde hace veinte años; grandes firmas y las administraciones son sus principales clientes


Redacción / La Voz

Son plataformas en las que el usuario o el consumidor interactúan directamente con el cliente, el empresario o la administración. La empresa gallega Silman Producciones lleva ya más de veinte años en el negocio del roadshow, o márketing no convencional, y en todo este tiempo se ha convertido en una empresa de referencia en su sector tanto dentro como fuera de España.

El gerente Manuel Roca corrobora esta influencia. Silman es una compañía abanderada en la organización de eventos itinerantes, capaz de trasladar una acción de márketing a distintos puntos de la geografía con el fin de captar clientes, transmitir formación, montar un restaurante o servir de escaparate turístico, entre otras acciones.

Para ello, cuenta con una flota de 14 vehículos de distintas dimensiones, desplegables incluso a los 270 metros cuadrados, de hasta dos plantas y con una cartelería vistosa, didáctica y muy informativa.

Cursos de formación, exhibiciones de contenido turístico, campañas electorales, acontecimientos deportivos, gastronómicos, tecnológicos o empresariales son algunas de las actuaciones en las que interviene la compañía gallega, cuyos clientes son mayoritariamente las administraciones públicas y medianas y grandes empresas.

Las plataformas de Silman Producciones constituyen todo un espectáculo. Han servido para aupar a jugadores del Deportivo ante su afición en acontecimientos como ascensos a la máxima categoría de fútbol, o escenarios donde la exhibición de videojuegos cobra protagonismo sobre sistemas como la Xbox de Microsoft. Ambas ejemplifican los segmentos en los que toma parte la compañía. Nike, Nokia, Telefónica, ThyssenKrupp, Schneider son solo algunas de las compañías que forman parte del elenco de empresas para las que Silman ha prestado sus servicios.

Una firma que no solo exhibe, apunta Manuel Roca, sino que proporciona al cliente medios y campañas completas. «Nosotros nos adaptamos a las necesidades que nos demandas nuestros clientes. Algunas campañas ya disponen de su propio diseño y nosotros lo ejecutamos; otras lo elaboramos todo desde el principio». Para ello, la firma cuenta con una plantilla estable de unas once personas, que se amplía en diez o veinte más según los contratos en marcha.

De todas formas, la proyección de la empresa va a más, afirma Roca. Reconoce que el período de crisis le ha influido pero, aunque el mercado se está recuperando, «ahora realizamos 20 campañas por la misma cuantía que antes de la crisis hacíamos en 8». De todas formas, el mercado al que se dirige está tanto dentro como fuera de España.

La fidelidad de las empresas y administraciones, que renuevan, amplían y vuelven a requerir los servicios de Silman, sirve para testar la calidad de sus propuestas, señala Manuel Roca. Unas actuaciones cuyas tarifas oscilan entre los 5.000 o 100.000 euros, según los medios y la duración de cada iniciativa.

Con 14 plataformas móviles, la firma desarrolla todas las operaciones desde su sede logística en Bergondo

La firma organiza eventos itinerantes en distintos puntos de la geografía, como en la imagen | cedida

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La gallega Silman, un escaparate versátil de «roadshow»