Etiquetas que confunden

MERCADOS

Un 64 % de los españoles no saben diferenciar entre alimentos biológicos, ecológicos, sostenibles y orgánicos. Tres de cada diez consideran además estos productos demasiado caros

07 ago 2016 . Actualizado a las 14:18 h.

Los lineales de los supermercados se han llenado en los últimos años de productos con «apellidos», denominaciones que pretenden diferenciarlos y atraer la atención del cliente. Los alimentos ecológicos, biológicos, orgánicos y sostenibles pueblan los estantes de las tiendas y las despensas de los ciudadanos sin que muchos sepan qué es exactamente lo que están consumiendo. Al menos eso es lo que asegura un reciente estudio. Porque, según los datos recabados por Unilever, el 64 % de los españoles no saben diferenciar unos de otros.

Y una parte importante de la población va un paso más allá: dos de cada diez personas consideran que son exactamente lo mismo.

La legislación comunitaria tampoco facilita mucho las cosas. Y es que desde Bruselas los adjetivos ecológico, biológico, sostenible y orgánico son considerados como sinónimos, es decir, todos designan productos que no han sido tratados con ningún tipo de pesticida o producto químico. Además, considera que los alimentos que llevan estas etiquetas han sido cultivados respetando los ciclos propios de la naturaleza sin manipulación genética y proporcionando beneficios para el medio ambiente y la comunidad agrícola y ganadera local.