Dimensiones exportadoras en España y en Galicia

La reducción del déficit comercial español en ochocientos millones de euros a lo largo del pasado año 2015 debe imputarse al desplome (en más de trece mil millones de euros) de la factura importadora de productos petrolíferos. Si así no fuese, el crecimiento de nuestras importaciones no energéticas (en más de diez puntos porcentuales) hubiese agravado nuestra balanza comercial haciéndola aún más fuertemente deficitaria.


En ese contexto, es doblemente importante el análisis de nuestro dinamismo exportador ya que, de cambiar el actual comportamiento de los precios de los hidrocarburos, será el único factor que pueda paliar el irremediable agravamiento de nuestro déficit comercial.

El pasado año 2015 las exportaciones españolas aumentaron en un 4 %, lo que quiere decir que lo hicieron por debajo del crecimiento medio anotado en el conjunto de la UE 28 donde se alcanzó un crecimiento del 4,8 %. Un incremento, en consecuencia, positivo aunque menor que la media europea que conviene analizar con más detalle.

Para ello, distinguiremos dos dimensiones exportadoras: la del volumen monetario de lo exportado y la del número de empresas que exportan. Para cada una de ellas se considerarán tres vectores: el total global, el que tiene como área de mercado la UE y el que tiene como destino las grandes economías emergentes (EE: Rusia, India, China y Brasil). 

Nuestro interés se centra muy singularmente en evaluar ambas dimensiones exportadoras de la economía gallega respecto al comportamiento medio de la economía española. En un recuadro de datos (millones de euros y número de empresas) recogemos los tres vectores de cada dimensión para Galicia y el conjunto de España.

En la dimensión que cuantifica el volumen monetario de lo exportado la variación interanual de Galicia se sitúa por encima de la media española. Es ésta una excelente noticia, ya que el año anterior la situación había sido justamente la inversa (incremento exportador en España y descenso en Galicia). Y es por eso que en el recuadro en el que resumimos la evaluación de las dimensiones exportadoras de Galicia el crecimiento exportador anual total aparece calificado positivamente con un icono alusivo a tal éxito.

El éxito en el vector monetario de nuestras exportaciones en el 2015 se traduce en una mejora de nuestra cuota en las exportaciones españolas respecto al 2014, aunque no recuperemos la que teníamos en el 2013 (un 7,5 % y un 7,9 % del total español, respectivamente).

Es este un éxito interanual 2015-2014 que cambia de signo si evaluamos lo sucedido en el largo plazo (entre 2005-2015), pues en ese caso el crecimiento nominal de las exportaciones de Galicia se sitúa por debajo de la media española. Para 2005=100 en Galicia el índice de esa década es de 155 frente a un 161 del conjunto de España. Por ello, en el recuadro el índice histórico de crecimiento exportador no puede ser evaluado positivamente.

Sin embargo, el crecimiento durante el último año de las exportaciones a los mercados europeos también supera en Galicia la media española (9,4 frente a 6,6 %). Otra excelente noticia dado el peso que tienen estos mercados en el total (casi tres cuartas partes). Por tanto, nuestro dinamismo exportador hacia la UE también merece una calificación favorable como muestra el icono correspondiente.

La situación cambia radicalmente si nos fijamos en las exportaciones hacia las economías emergentes. En este caso, se anota un fuerte retroceso que tiene mayor intensidad en Galicia. La calificación tiene que ser negativa. Es éste un dato preocupante por cuanto nos hace especialmente vulnerables a la coyuntura europea, así como poco exitosos en los mercados que vienen anotando los mayores crecimientos a escala mundial.

En la dimensión de las empresas exportadoras, volvemos a encontrarnos con un dato desfavorable. Tanto en el conjunto de España como en Galicia disminuye el número de las empresas exportadoras y aunque lo hace en menor medida en Galicia la calificación (en el vector de crecimiento anual de empresas exportadoras) no puede ser positiva por tal motivo.

Es importante resaltar en este punto que la cuota gallega de empresas que venden en el exterior en el total de las exportadoras españolas se situó a finales del 2015 en un 4,3 %, claramente por debajo de nuestro peso en el PIB español (5,2 %). Para equiparar nuestra intensidad de empresas exportadoras a dicho peso tendríamos que contar con 7.304 en vez de las 6.078 contabilizadas. El reto es incorporar unas mil doscientas empresas exportadoras más.

En los últimos diez años, el índice histórico de nuestras empresas exportadoras se sitúa en el mismo nivel que para la media española, lo que quiere decir que no hemos recortado las distancias. En otras palabras, que en Galicia el éxito exportador (nada menos que un 7,5 % del total de las exportaciones españolas) está concentrado en exceso en dos grandes exportadores (Inditex y Citroen), siendo defectiva la permeabilidad empresarial de nuestra internacionalización.

En este caso, tanto el detalle de empresas exportadoras hacia la UE como hacia las economías emergentes nos informa de una evolución interanual negativa en Galicia y en el conjunto de España. Además la regresión es más intensa en Galicia por lo que debemos calificar el dinamismo de empresas exportadoras hacia la UE y las EE (Rusia, Brasil, India, China) con un icono desfavorable.

En resumen, si calificamos cada uno de los vectores revisados de ambas dimensiones con un punto sobre diez (con la única excepción del vector total exportador o de empresas exportadoras al que otorgamos doble puntuación) Galicia recibiría un total de tres puntos sobre diez. Una evaluación semejante para el año 2014 arrojaría un total de dos sobre diez. Algo hemos mejorado en el 2015, pero no es poca la tarea a realizar para llegar al aprobado en la calificación de nuestro desempeño exportador en el contexto de la economía española.

De entre las decenas de indicadores de resultados incluidos en el Plan Estratéxico de Galicia 2015-2020 solo se contempla -de los ocho vectores aquí evaluados- el número total de empresas exportadoras o crecimiento anual de exportadoras (lo hacen dentro del epígrafe de impulso a la competitividad y la internacionalización). El plan toma el valor de referencia del 2014 (6.235 exportadoras) y se marca el objetivo de llegar a las 7.000 empresas en el 2020. Es bueno tomar nota de que el año 2015 se cerró, alejándose de esa cifra, con 6.078 empresas exportadoras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Dimensiones exportadoras en España y en Galicia