Hamburguesas, patatas fritas, pizzas y bocatas están logrando conquistar cada vez más paladares e incluso hacerse con un lugar privilegiado encima de las mesas de los españoles. El consumo de comida rápida ha crecido de manera vertiginosa en los últimos años, llegando a cambiar incluso algunos hábitos que se creían realmente asentados entre las tradiciones gastronómicas.

El sector ha crecido en los últimos tiempos, y lo ha hecho con cifras bastante sorprendentes. Solo en el 2014, la facturación de este tipo de locales aumentó un 6 % con respecto al año anterior, un porcentaje que tiene una traducción bastante interesante. Según un estudio de EAE Business School, los restaurantes de comida rápida alcanzaron los 3.226 millones de euros durante todo el 2014.

Pero, ¿qué mordida de nuestro presupuesto se han llevado las hamburguesas? El consumo total realizado por los españoles fue de 1.980 millones de euros, o lo que es lo mismo, cada consumidor ha gastado de media 42,61 euros para darse algún que otro festín de este tipo. Y dentro del conjunto del país, los gallegos se encuentran entre los que más gustan de este tipo de gastronomía. Con una media de gasto de 45,96 euros, la comunidad se encuentra entre las que más se apuntan a estos alimentos, solo superada por Melilla (49,76), Madrid (49,97), Cataluña (49,06), Canarias (60,59) y Baleares que, con 97,63 euros por persona, duplica la media de todo el país.

Al otro lado de la balanza se sitúan los extremeños, riojanos, valencianos y aragoneses que invierten cifras que se mueven entre los 21 y los 29 euros. Con la calculadora en la mano, la realidad es que por ejemplo, los baleares gastan cinco veces más en comida rápida que los extremeños, mientras que los madrileños pagan el doble que los valencianos.

España, los que menos

Sin embargo, la realidad española es bastante favorecedora en comparación con el resto de países, porque seguimos decantándonos por otro tipo de comidas. De hecho, España está entre los países que menos facturan en concepto de comida rápida. Los 1.980 millones de euros que dedicamos cada año a este tipo de platos, quedan totalmente ensombrecidos por el de lugares como Estados Unidos, China, Japón, Brasil y el Reino Unido en los que las ventas se sitúan en una horquilla de entre 65.524 y 11.781 millones de euros. El territorio americano y el nipón siguen siendo los reyes. Los japoneses y los estadounidenses gastan 231,35 y 205,37 euros por persona, respectivamente. Los sanos son los indios, chinos e italianos con unas cifras de gasto en comida rápida bastante alejadas a las del otro lado de la balanza. Su cartera dedica entre 28,14 y 9,3 euros de media por persona. España está entre ellos y comparte además lugar con países como Australia, Alemania y Canadá con una facturación del sector de 4.207, 4.721 y 6.242 millones de euros.

Concentración

Comemos mucha comida rápida y la realidad es que lo hacemos, casi siempre, en los mismos sitios. El informe de EAE Business School muestra un sector concentrado y sin apenas variedad de gustos. Las cinco primeras empresas suman el 74 % del total del mercado. Y entre ellas, quien se lleva casi todos los reconocimientos sigue siendo McDonald's, que acapara un 40 % de la cuota de mercado. Le sigue a la zaga Burger King, con un 22,5 % mientras que la medalla de bronce se la cuelga Pans&Co cuya cifra es del 4,4 %. Rodilla y KFC completan el ránking con un 3,6 % y un 3,1 % respectivamente.

Y con todas estas cifras, ¿cómo se vislumbra el futuro? Según distintos estudios, el devenir del negocio de la comida rápida apunta directamente hacia arriba. El gasto en este concepto en España subirá en el 2019 hasta los 2.942 millones de euros, un crecimiento de casi el 50 % respecto a la cifra registrada en el 2014. Durante el año que acabamos de comenzar, los consumidores gastarán una media por habitante de 63,77 euros, lo que implicaría un crecimiento del 49,65 % respecto al 2014. Además, todo apunta a que el precio medio de cada transacción crecerá un 7 % en los próximos cinco años.

Una enfermedad epidémica

Ya hay quien se ha llevado las manos a la cabeza con estudios como este sobre la mesa. La traducción de todas estas cifras es bastante clara. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ya empieza a alcanzar proporciones epidémicas a nivel mundial. Sus cifras apuntan a una media de 2,8 millones de personas fallecidas a causa del sobrepeso. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Galicia se rinde a la comida basura